Compartir
Presentación Biblioteca Digilal Policía de la Ciudad el ministro de Seguridad porteño Diego Santilli, el secretario de Justicia Marcelo D’Alessandro y el jefe de Policía de la Ciudad Gabriel Berard
Presentación Biblioteca Digilal por parte del ministro de Seguridad porteño Diego Santilli, el secretario de Justicia Marcelo D’Alessandro y el jefe de Policía de la Ciudad Gabriel Berard

A partir ahora, la justicia podrá acceder a las diez mil cámaras de seguridad instaladas en la ciudad de Buenos Aires como una herramienta para agilizar la rapidez en la resolución de causas penales. Hasta ahora, los pedidos para acceder a ese material demoraban entre 10 y 15 días. Ahora eso demorará 24 horas.

Así lo anunciaron este miércoles en una conferencia de prensa el ministro de Seguridad porteño Diego Santilli, el secretario de Justicia Marcelo D’Alessandro y el jefe de Policía de la Ciudad Gabriel Berard, entre otros funcionarios del gobierno porteño. En la presentación que se hizo en la sede del Centro de Monitoreo Urbano (CMU) en el barrio de Chacarita estuvieron además distintos representantes de la justicia como la jueza de instrucción en lo criminal María Alejandra Provítola, el fiscal federal Carlos Rívolo y la secretaria de Fiscalía Carina Jaime.

Se trata de la “Biblioteca Digital”, una herramienta tecnológica destinada a poner a disposición de la Justicia las imágenes captadas por las más de 10 mil cámaras instaladas en el territorio porteño con el fin de agilizar su trabajo. Esas cámaras cubren el 51% de la Capital Federal.

“Es inaceptable la demora en materia de seguridad. Con esto nos vamos ahorrar de 10 a 15 días que nos demoraba contestar los oficios en donde nos detallaban los pedidos para acceder a las cámaras de seguridad. A partir de ahora la justicia va a poder acceder de una manera más rápida”, afirmó Santilli en la presentación.

Santilli también destacó que “todos los delitos están 50% abajo del año pasado” y no solo por la pandemia, y subrayó que la implementación de la vigilancia por estas imágenes es una herramienta fundamental para la comprobación y persecución de hechos de inseguridad.

En ese sentido, Santilli destacó que estaba prevista la instalación de otras 8 mil cámaras de seguridad en breve, pero habrá que ver si eso se puede hacer de cara al recorte presupuestario que sufrió la Policía de la Ciudad por el recorte de coparticipación implementado por el Gobierno nacional. En ese sentido, el Gobierno porteño presentó un amparo ante la Corte Suprema de Justicia, pero no hay plazos para su tratamiento. “La Ciudad tiene $150 millones menos por día, pero este es otro tema. Esperamos la decisión de la Corte”, dijo a Infobae Santilli.

Hasta ahora, la Justicia solicitaba al Centro de Monitoreo Urbano (CMU) de la Ciudad, mediante oficios judiciales, imágenes para aportar a sus investigaciones. Esto requería un tiempo determinado, entre el pedido, la búsqueda y la entrega que se realizaba en formato físico.

Presentación Biblioteca Digilal Policía de la Ciudad el ministro de Seguridad porteño Diego Santilli, el secretario de Justicia Marcelo D’Alessandro y el jefe de Policía de la Ciudad Gabriel Berard
En la presentación estuvieron jueces y fiscales

A partir de esta iniciativa, el procedimiento se realizará en forma virtual. Según se destacó eso no solo permitirá ahorrar unos 5 millones de pesos en CD sino también el ahorro que implicará movilizar a todos los funcionarios policiales que cumplían con esa diligencia. Para acceder a la Biblioteca Digital, los jueces o fiscales deberán generar un usuario y ser aprobados (se les da una clave TOKEN), luego solicitar las imágenes vía, con la precisión de la causa que la motiva, la fecha de las imágenes buscadas, una franja horaria y el lugar. Y luego el funcionario podrá proceder a descargar ese material, con el análisis de los datos.

Según se detalló, ahora, todos los poderes judiciales (de la Ciudad, Federales, Nacionales y Provinciales) podrán requerir acceder a esas imágenes. El procedimiento contará con un mecanismo de marcas de agua, como medidas de seguridad, para evitar futuros planteos de nulidad de las defensas, algo que interesaba a los fiscales

Esas imágenes son almacenadas por 60 días, más unos 30 días que -una vez solicitadas por vía judicial- tienen los funcionarios para poder descargarlas. El dato era también de sumo interés para los investigadores porque no siempre es claro dónde se comete un ilícito o los lugares donde pudo haber estado un sospechoso, en el marco del esclarecimiento de una causa penal.

De esta manera, la Biblioteca Digital permite exportaciones de video de manera controlada, auditable y restringida”, que permitirá que -tras ser habilitados- el propio personal judicial pueda descargar las imágenes buscadas. En términos estadísticos, los funcionarios porteños subrayaron que “el sistema Integral de Video Vigilancia” está destinado a mejorar la prevención del delito y brindar apoyo óptico a la operación policial a través de la incorporación de tecnología y resaltaron que consta de nueva tecnología de red de fibra óptica para dar mayor celeridad y calidad a la transmisión de imágenes y datos en tiempo real, y de puntos cuádruples de cámaras que cuentan con tecnología 4K.

Según se resaltó, el Sistema Integral de Video Vigilancia también permitió desarrollar un software Forense, que facilita la realización de investigaciones en imágenes almacenadas para aportar pruebas a las intervenciones judiciales y policiales. El sistema Forense se basa en la interacción de la inteligencia artificial y el trabajo de los operadores del CMU y los resultados de sus investigaciones también estarán disponibles en la Biblioteca Digital. Además, contempla el funcionamiento del Anillo Digital, que cuenta con dos Centros de Monitoreo propios y junto a la policía de la Provincia de Buenos Aires monitorea el ingreso y egreso de la Ciudad en los accesos ubicados en la Avenida General Paz y los puentes sobre el Riachuelo.

SEGUI LEYENDO

7.300 cámaras de vigilancia: la Policía de la Ciudad puso en funcionamiento su nuevo Centro de Monitoreo

Video: así marcaban a sus víctimas las bandas motochorras de “Cami” y “El Chilli”, acusadas de 29 asaltos en el microcentro porteño