Compartir

votacion senado tablero 15-10

El Frente de Todos aprobó en el Senado modificaciones a la Ley de Concurso Preventivo y Quiebras con 41 votos afirmativos y 29 en contra. Al incorporar nuevos cambios al texto girado por Diputados, la iniciativa regresará a la Cámara baja, que deberá validar la nueva versión o insistir en la original. El kirchnerismo hizo dos agregados que generaron una fuerte discusión con la bancada de Juntos por el Cambio: sólo podrán acogerse a los beneficios (suspensión de subastas y prohibición de embargos) aquellas empresas que hayan iniciado los procesos a partir del 20 de marzo y que no realicen transferencias, operaciones o giros al exterior en concepto de atesoramiento, por lo que quedarían excluidas desde Vicentin y el Correo hasta las empresas que se vieron afectadas durante el gobierno de Mauricio Macri.

Por primera vez desde el inicio de la cuarentena, el senador neuquino Oscar Parrilli, del más estrecho círculo de Cristina Fernández de Kirchner, viajó desde su provincia hasta el Senado, aún cuando el presidente Alberto Fernández se encontraba en Vaca Muerta para lanzar el Plan Gas 4. Sentado en el recinto defendió las modificaciones a la Ley de Quiebras que deja fuera de los beneficios a la agroexportadora Vicentin que se intentó expropiar e intervenir.

Desde Juntos por el Cambio hubo fuertes discursos a favor del proyecto original remitido por Diputados que permitía a esa empresa acogerse a la prórroga de los plazos en los procesos concursales.

Sesión ordinaria remota del Honorable Senado de la Nación
Oscar Parrilli estuvo presente en el recinto por primera vez desde el inicio de la pandemia (COMUNICACIÓN SENADO) (LUCIANO INGARAMO /COMUNICACION SENADO/)

Parrilli arrancó su discurso leyendo un texto elogioso sobre la situación del país. “Esto no es un escrito kirchnerista, esto es un extracto de “Argentina tierra de oportunidades, escrito en marzo del 2016”, continuó y recordó que en ese momento el gobierno de Mauricio Macri “salió a buscar inversiones”.

La imagen de Senado TV no mostró al senador Martín Lousteau pero sí a Parrilli que interrumpía su presentación. “Ríase Lousteau, ríase porque usted fue parte de eso”. El porteño de Evolución-UCR se quitó el barbijo e intentó hablar pero el vicepresidente del cuerpo, Maurice Closs, a cargo de la sesión, les pidió a ambos que evitaran los diálogos entre ellos. “Y las caritas, si es posible”, agregó. Lousteau no volvió a hablar aunque se lo vio en un momento gesticulando y conversando fuerte con Closs, cuando el misionero estaba en su banca. La semana pasada el radical faltó a la sesión y en esta oportunidad fue el único de su bancada en llegar y conectarse después de que se conformó quórum, se abstuvo en las votaciones de temas que consideró “menores” y tampoco se anotó en la lista de oradores, molesto con parte de su interbloque y con el acuerdo alcanzado por Luis Naidenoff con Cristina Kirchner para avalar las sesiones remotas. En su entorno dejaron trascender su malestar por “la falta de empatía con la sociedad” que tiene la agenda parlamentaria. Naidenoff izó la bandera.

En otro ‘clásico’ de la Cámara Alta, Parrilli respondió en su discurso a la senadora radical Silvia Elías de Pérez que lo antecedió en la palabra, en su caso desde Tucumán, donde estuvo conectada en forma remota. “Queremos dar seguridad jurídica”, explicó el senador que se mostró dispuesto a escuchar propuestas. Pero se quejó: “Insisten con las políticas que nos llevaron a esto” y apuntó que “destruyeron” ese país que se describía en el documento citado. “Queremos beneficiar a los que se vieron perjudicados, no a los que se llevaron la plata afuera”, agregó y se hizo cargo de la crítica de Elías de Pérez al mencionar a Vicentin (“una empresa importante de Santa Fe”, dijo) y al Correo Argentino, empresa que manejó la familia Macri. “Yo no sé si esas empresas pasan este filtro”, se escudó antes de citar cada cambio a la media sanción de Diputados.

Sesión ordinaria remota del Honorable Senado de la Nación
Martín Lousteau esta vez no se anotó en la lista de oradores ni subió al estrado como vicepresidente del Senado (LUCIANO INGARAMO /COMUNICACION SENADO/)

Lo siguió Esteban Bullrich. El ex ministro de Educación acusó recibo de la chicana a Lousteau. “Yo fui parte y orgulloso miembro de ese gobierno de Mauricio Macri”, arrancó su presentación. Y explicó el texto leído, con ironía: “La Argentina necesitaba venderse al mundo. No íbamos a poner en un catálogo de venta que el mejor lugar para depositar los fondos era un convento”. Habló de un nuevo “relato” y de la “irracionalidad” del kirchnerismo al modificar la ley. En defensa de Vicentin planteó que “el 19 de marzo cerró su concurso ya con la pandemia y está excluída”. “Si les duele tanto alguna empresa pónganle nombre y apellido pero no afectemos a miles porque a ustedes les afectan dos empresas” alertó sobre “una ley que de Diputados salió por unanimidad”.

En una sesión en la que se trataron nueve temas, la senadora peronista Ana Almirón habló como miembro informante del Frente de Todos y defendió los cambios. Indicó que la media sanción girada por los Diputados no preveía que la situación generada por la pandemia se extendería por lo que justificó el nuevo límite para acceder a los beneficios: desde el 20 de marzo hasta el 30 de junio del próximo año y también apuntó que no pueden beneficiarse aquellas empresas que giren dividendos al exterior, a países no cooperantes o a ‘guaridas fiscales’.

La senadora tucumana Silvia Elías de Pérez pidió que se vote la media sanción enviada por Diputados, sin los cambios incorporados por el Frente de Todos. “No más dilaciones, no más vueltas”, reclamó y solicitó no poner límites para los beneficios de la ley. “Muchos concursos empezaron antes de la cuarentena, pero queremos que esas empresas no se caigan, se hace imposible que se hagan cargo”, señaló.

La tucumana, como Bullrich o incluso Parrilli, tampoco dio nombres de empresas, ni siquiera de Vicentin, en concurso de acreedores. Pero quedó claro que se refería a la egroexportadora: “Basta de castigar a aquellas empresas que no pudieron expropiar, basta de querer demonizar al empresariado argentino“. “Los cambios que se le están haciendo en esta cámara van en la lógica de amigos y enemigos y por eso es imposible que la podamos acompañar”, insistió.

Sesion senado 15 de octubre 2020

Mario Pais, por el oficialismo, sostuvo que “con este proyecto de ley buscamos una norma que proteja a los empresarios que entraron en cesación de pagos y también a los acreedores. No podemos hacer un jubileo de las deudas de otros que jugaron a la timba financiera”. Y argumentó a favor de la ley y, en el caso Vicentin, defendió a los acreedores, en su mayoría pequeñas y medianas empresas santafesinas.

“Una ley como esta debe servir para ayudar no para discriminar” pidió Juan Carlos Romero, jefe del Peronismo Federal, quien recomendó a Diputados que persista con el texto original.

“Esta ley no golpea a Vicentin, golpea a las pequeñas y medianas empresas, es cierto el número que dio la miembro informante sobre concursos y quiebras del 2019, creo que son 650 concursos y 1069 quiebras” admitió Luis Naidenoff, jefe del interbloque de Juntos por el Cambio. “¿Qué culpa tienen las pymes de los errores económicos? En política pagamos y hoy somos oposición”, reconoció el formoseño.

No fue el único momento en que el radical hizo una concesión, a pesar de sus duras críticas, hacia el Frente de Todos. Si bien criticó las “arremetidas institucionales” del Gobierno y alertó que “pierde valor la palabra del Presidente”, reivindicó al peronismo tras un homenaje por el 17 de octubre del puntano Adolfo Rodríguez Saá. Incluso pareció diferenciarse de algunos integrantes de su bancada de reciente incorporación a la política o sin raíces en su centenario radicalismo: “Los que pertenecemos a partidos con fuerte raíz nacional y popular sabemos que es una fecha histórica, no es una fecha histórica solamente para el peronismo sino para la República, es un partido que ha marcado la historia junto con la UCR”.

Y hasta reconoció la vuelta al diálogo con Cristina Kirchner. “Por eso estamos sentados acá”, agradeció y coincidió con ella en la “necesidad de reglas claras”, en referencia a la charla privada que mantuvieron la semana pasada. Eso sí, apuntó todos sus reproches al presidente Alberto Fernández a quien exigió una convocatoria a todos los sectores.

Sesión ordinaria remota del Honorable Senado de la Nación
Luis Naidenoff, jefe del interbloque de Juntos por el Cambio (LUCIANO INGARAMO /COMUNICACION SENADO/)

Para cerrar, se dirigió al corazón del kirchnerismo y elogió el “sentido de realidad” de la Cámara de Diputados: “Yo tomé nota, nos dijeron defensores de especuladores y fugadores. Diputados votó por unanimidad esta ley. Me pregunto si el presidente de la bancada oficialista, el diputado Máximo Kirchner, ¿cuando discutió este tema lo hizo para defender a especuladores y fugadores seriales?”.

Aunque no habló, y tras la modificación del protocolo remoto, además de Naidenoff también estuvo en el recinto el jefe de la bancada del PRO, Humberto Schiavoni.

Por su parte José Mayans, jefe del bloque del Frente de Todos, habló del “show que han montado” Mauricio Macri y “La Carrió”. “Hay quienes se han enriquecido de forma extraordinaria”, cuestionó la “falta de autcrítica” y las declaraciones de la semana del ex presidente después del banderazo del lunes 12. “Estamos tratando ahora las empresas que se fundieron, en el 2019 el 61% de las empresas fueron a concursos preventivo y en el mismo año 11 empresas quebraban por día hábil” describió “el fracaso” del gobierno anterior. “Ahora dicen que están preocupados por las empresas que ellos fundieron”, recalcó. “Un senador preopinante dijo que salieron a vender la Argentina y sí, la vendieron pero la vendieron por chirolitas al Fondo Monetario”, se enojó con Bullrich.

Durante la sesión se aprobaron otras iniciativas sin conflicto y hasta por unanimidad, como la declaración de lugar histórico de la Gruta de la Virgen del Valle de Catamarca; una ley para “asegurar el acceso de los pacientes a las prestaciones integrales sobre cuidados paliativos en sus distintas modalidades, en el ámbito público, privado y de la seguridad social, y el acompañamiento a sus familias” y otro proyecto para que los bomberos no sufran cortes de servicios.

También se dio media sanción a un proyecto de “telesalud” que establece el uso de Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones para “ofrecer información para diagnóstico, tratamiento y prevención de enfermedades y lesiones, investigación y evaluación, y educación continua de los profesionales de la salud”; se aprobó un proyecto del radical Juan Carlos Marino para que las empresas prestadoras de telefonía móvil informen con precisión sobre las coberturas en localidades del interior y el alcance del servicio; y dos convenios internacionales: un protocolo de 1997, denominado MARPOL, que enmienda el Convenio Internacional para Prevenir la Contaminación por los Buques, adoptado en Londres, Reino Unido y las enmiendas al artículo 8 del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, adoptadas por la Asamblea de Estados Partes en su 16° sesión en la ciudad de Nueva York el 14 de diciembre de 2017.

Antes de la votación de la Ley de Quiebras el formoseño Mayans, que sesionó desde su provincia, acusó a la oposición: “Vieron en la pandemia una oportunidad para levantarse en las elecciones del año próximo”, alertó y aseguró que “están buscando que haya un muerto”. Finalmente pidió a los empresarios que “sufrieron en el gobierno de Macri tengan la dignidad de decir lo que fue ese gobierno y la diferencia con lo que crecieron en nuestro gobierno”.