Compartir
Joan Mir celebra su título a pesar de la victoria de su compañero Franco Morbidelli -REUTERS/Albert Gea
Joan Mir celebra su título a pesar de la victoria de su compañero Franco Morbidelli -REUTERS/Albert Gea (ALBERT GEA/)

El español Joan Mir (Suzuki) se aseguró su primer título de campeón del mundo de MotoGP, terminando en séptima posición este domingo en el Gran Premio de Valencia, que ganó el italiano Franco Morbidelli (Yamaha-SRT).

Mir dispone ahora de una ventaja suficiente para no ser alcanzado en la última manga de la temporada, el próximo domingo en Portugal. El mallorquín ofreció de esta forma el primer título mundial a Suzuki desde 2000.

El francés Fabio Quartararo, compañero de Morbidelli en  Yamaha-SRT, que podía todavía aspirar al título, perdió todas sus posibilidades al caerse en la novena vuelta.

El piloto balear sucede en el palmarés a su compatriota Marc Márquez, séxtuple campeón del mundo, que no pudo participar en esta temporada del Mundial de MotoGP debido a una fractura del brazo, sufrida en la primera carrera de la temporada.

Joan Mir acabó séptimo en la última cita del Moto GP - REUTERS/Albert Gea
Joan Mir acabó séptimo en la última cita del Moto GP – REUTERS/Albert Gea (ALBERT GEA/)

A sus 23 años, Mir se coronó campeón del mundo culminando un camino que empezó a recorrer a los 10 años con sus primeras competiciones, aunque la afición venía de antes.

Nacido en Palma de Mallorca, en las islas Baleares, se formó en la escuela de motociclismo de Chicho Lorenzo, el padre de otro campeón del mundo de MotoGP, Jorge Lorenzo, y después en la escuela balear de motociclismo.

Llegado al motociclismo prácticamente de nuevas, sin patrocinadores ni apoyos, le costó encontrar equipo de inicio hasta recalar en el Leopard Racing. En 2015, este joven piloto, afable y tranquilo, a imagen de su admirado Rafa Nadal, se estrenó en el FIM CEV Repsol, la puerta de entrada al Mundial de motociclismo.

Ese mismo año, debutará en Moto3 al correr el GP de Australia con Leopard Racing, sustituyendo al lesionado Hiroki Ono, aunque una caída le impedirá terminar la carrera. En 2016 completa su primer Mundial en la categoría pequeña del motociclismo, en la que acabaría quinto, con una victoria en el GP de Australia saliendo desde la pole.

Pero, su gran año sería el siguiente cuando se proclamó campeón del mundo de Moto3 con trece podios, de ellos diez victorias, lo que le permitiría dar el salto a Moto2 en 2018.

Joan Mir (Suzuki Ecstar) rueda en el circuito Ricardo Tormo de Cheste (Valencia) EFE
Joan Mir (Suzuki Ecstar) rueda en el circuito Ricardo Tormo de Cheste (Valencia) EFE (Kai Försterling/)

Al año siguiente llegó el salto a MotoGP de la mano del equipo Suzuki Ecstar, completando una primera temporada en la categoría reina en la que su mejor puesto fue una quinta plaza en Australia para finalizar 12º del Mundial de MotoGP.

Un año después, Mir culmina el trabajo de años, tras una temporada atípica por el coronavirus, en la que ha sabido seguir manteniendo la cabeza tranquila y la perspectiva. Beneficiado también por la ausencia del lesionado Marc Márquez, al que ha arrebatado el cetro mundial este domingo, Mir completó su mejor año devolviendo de paso a las Suzuki a los más alto, con un título que se les escapaba desde 2000.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Con Juan Manuel Fangio en el TOP 5 y Hamilton en la cima, así quedó el ránking de los campeones más ganadores de la F1

La relación de Hamilton con su padre: de hipotecar su casa para costearle la carrera a “romperle el corazón”

Las claves de Hamilton para lograr su séptimo título y ser el máximo campeón junto con Schumacher

(AFP)