Compartir
 (Charly Diaz Azcué)
(Charly Diaz Azcué)

El dirigente justicialista César Arias murió el sábado 14 de noviembre a los 96 años, según comunicó su familia.

En los años 90, su nombre adquirió relevancia pública por los cargos que ocupó en la presidencia de Carlos Saúl Menem, a quien lo unía una íntima relación y de quien fue estrecho colaborador.

Arias había desempeñado un importante rol en la primera campaña presidencial de Menem, en 1989, y luego nuevamente en la que le valió la reelección por un segundo período en 1995.

Integró el gabinete del riojano como Procurador General del Tesoro (de 1989 a 1990) y como Ministro de Justicia de la Nación (1989-1991).

Anteriormente había ejercido cargos en el Poder Judicial, como Juez y Juez de Cámara. En 1991 fue elegido diputado nacional por la Provincia de Buenos Aires y renovó en 1995. En la Cámara de Diputados presidió la Comisión de Juicio Político.

cesar arias

De 1999 a 2007 fue Auditor General de la Nación.

También fue vicepresidente y apoderado del Partido Justicialista Nacional.

Escribió varios libros, entre ellos, Renovación a fondo, en coautoría con Carlos Menem, y La trama de la mafia del oro.

También fue profesor en las facultades de Derecho de la Universidad de Buenos Aires y de la Universidad Belgrano.

A poco de conocerse la noticia, el ex senador Miguel Ángel Pichetto, actualmente Auditor General de la Nación (cargo que ocupó Arias en el pasado), escribió un mensaje en su cuenta de Twitter: “Mis condolencias a la familia y amigos del Dr. César Arias, histórico dirigente y militante del Partido Justicialista. Diputado Nacional por la Pcia de Bs As (1991/1999), se destacó como Ministro de Justicia de la Nación (1989/1991)y Auditor General de la Nación entre 1999 y 2007.”

Miguel Pichetto César Arias

En diálogo con Infobae, Carlos Corach dijo que “fue un militante incansable, recto y confiable, que cumplía indefectiblemente la palabra empeñada». El ex ministro del Interior lo conoció muy bien a Airas, con quien compartieron la representación legal del Partido Justicialista entre 1989 y 2003. “Desde el principio tuvimos una relación de confianza, a pesar de que veníamos de sectores políticos distintos, yo del cafierismo y él del menemismo”, dijo. Y destacó su “conducta ejemplar a la hora de construir puentes y diálogos con los que pensaban distinto”.

Seguí leyendo:

Carlos Menem abre las puertas de “La Rosadita”, su residencia de Anillaco, y la convierte en un paseo turístico