Compartir
Diego Milito
(FotoBaires) (Javier Gonzalez Toledo/)

En el mundo de Racing el paraíso llegó a su fin, a caballito de los últimos resultados. Los días más felices con el campeonato de Coudet y la histórica victoria con 9 en el clásico contra Independiente forman parte de un pasado que no condice con la actualidad. Es que además de las tres derrotas consecutivas en el ámbito local, el conflicto interno en su directiva puede marcar la salida del ídolo que llegó a Avellaneda para cambiar la mentalidad del profesionalismo académico.

Diego Milito, responsable de la Secretaría Técnica, podría dejar su cargo al final de la presente temporada por diferencias con otros directivos de la institución que encabeza el presidente Víctor Blanco.

El Príncipe, de 41 años, daría un paso al costado luego de tres años de gestión, debido a algunos cortocircuitos que mantiene con Roberto Torres (responsable de la seguridad del plantel), Adrián Fernández (encargado del fútbol amateur) y Miguel Jiménez (vicepresidente de la entidad). Además, el manager no cuenta con el apoyo de Víctor Blanco en algunas decisiones propias como la incorporación de refuerzos o la remodelación en la infraestructura del predio Tita Mattiussi.

Sin embargo, desde la propia dirigencia albiceleste tienen la intención de retener en sus funciones al ídolo que se retiró en la Academia y fue partícipe de los títulos del 2001 y del 2014.

En la puja por convencer a Milito para que revierta su postura, los directivos Alfredo Chiodini (vicepresidente segundo), Christian Devia (secretario general) y Daniel García (vocal) son los encargados de intentar persuadir al ex delantero para que siga en el cargo, situación que momentáneamente aún no es de carácter oficial. Incluso el domingo por la tarde (a las 15) los hinchas se autoconvocarán en la sede de Avellaneda para exigirle a su ídolo que se quede.

El ex goleador fue el responsable de la contratación de Sebastián Beccacece, quien perdió respaldo por parte de los hinchas, el plantel y algunos dirigentes luego de las tres derrotas consecutivas en la Copa de la Liga Profesional con Atlético Tucumán (4 a 1), Unión de Santa Fe (2 a 0) y Arsenal (2 a 0).

Según algunos allegados al equipo profesional, el técnico comenzó a perder el apoyo de algunos de los jugadores debido a sus constantes trabajos exigentes en los entrenamientos que derivaron en las lesiones de 11 protagonistas. La falta de empatía acompañada de las decisiones que involucran a las partidas de integrantes como Javi García, el Pulpo González y (posiblemente en diciembre) Darío Cvitanich resquebrajaron la solidez de un grupo que empezó a sentir el inicio de una grieta.

Con respecto al entrenamiento matutino, desarrollado en la cancha principal del Cilindro, los futbolistas que el lunes pasado dieron negativos en los testeos de Covid- 19 llevaron a cabo fútbol en espacios reducidos de posesión y táctico hasta la mitad de cancha.

En tanto, el mediocampista paraguayo Lorenzo Melgarejo hizo trabajos en el campo de juego, el delantero Jonatan Cristaldo realizó fisioterapia, mientras que el volante Augusto Solari efectuó tareas en el gimnasio del club.

El plantel volverá a los entrenamientos el miércoles desde las 8, en el mismo escenario, y por la tarde partirá rumbo a Tucumán para el encuentro del próximo jueves ante el Decano.

Racing visitará al conjunto del Ruso Zielinsky desde las 21:15 en el estadio Monumental José Fierro, con el arbitraje de Diego Abal, en un partido válido por la cuarta fecha de la zona 1 de la Copa de la Liga Profesional. Para dicho compromiso, Sebastián Beccacece dispondrá de un equipo alternativo con mayoría de juveniles surgidos del club.

SEGUÍ LEYENDO

El descargo del árbitro Germán Delfino tras su decisión de no expulsar a Tevez por el planchazo a Pochettino

Presentaron la nueva camiseta de River para la temporada 2020/2021: los detalles del diseño y cuándo será estrenada

Un día Mascherano mató al jugador…