Compartir

Cafiero y Ferraresi

Alberto Fernández volverá mañana por la tarde a la actividad oficial en la Casa Rosada luego de 10 días de aislamiento sanitario en la quinta de Olivos y su primera actividad estará centrada en la jura del flamante ministro de Desarrollo Territorial y Habitar, Jorge Ferraresi: uno de los pilares de su gestión al que quiere darle fuerza en esta etapa del Gobierno.

Si el test de hisopado COVID-19 al que será sometido mañana temprano da negativo, el Presidente estará en plenas funciones para presidir la jura de Ferraresi, quien ya empezó a desplegar su gestión a toda velocidad luego de la salida de María Eugenia Bielsa.

En la Casa Rosada habían preparado el Salón de las Mujeres o el de Pueblos Originarios para la jura del nuevo ministro, pero por pedido del equipo de Ferraresi la actividad se desplegará en el Salón Blanco porque el ex intendente de Avellaneda promete llevar una gran cantidad de militantes del PJ y a todo su equipo de la municipalidad que en gran medida lo acompañará ahora en Desarrollo Territorial y Habitat. Es muy probable que Bielsa no asista a la jura de Ferraresi porque ya se volvió a Rosario y evalúa en estas horas si acepta o no el cargo de embajadora ante la UNESCO que le ofreció el Presidente.

Desde el piso 8° del Ministerio, situado en Esmeralda al 200, el ex intendente de Avellaneda empezó a armar una nutrida agenda para darle vuelo a un Ministerio que al entender de varios funcionarios del Gobierno estaba “apagado” por la gestión de Bielsa. Lo acompañan de manera permanente su segundo, el ex intendente de Navarro, Santiago Maggiotti, y el ex futbolista de Racing Club, Hugo Lamadrid, que se desempeña en el área de prensa.

Bajo la idea de “mostrar ladrillos”, como señalan con insistencia los colaboradores de Ferraresi, el nuevo ministro ya se reunió con cuatro gobernadores en menos de una semana, mantiene un permanente contacto por WhatsApp con Alberto Fernández y la transición con Bielsa la hizo por teléfono porque no dieron los tiempos para una reunión formal.

Según pudo saber Infobae, el ministro Ferraresi, que aún no tiene poder de firma y espera la jura formal, evitó todo tipo de protocolo administrativo, se puso en funciones activas y ya se reunió de manera virtual con los gobernadores Axel Kicillof (Buenos Aires), Omar Gutiérrez (Neuquén), Oscar Herrera Ahuad (Misiones) y este mediodía se verá con Arabella Carreras (Río Negro).

La intención clara de estos encuentros es reforzar la liga de gobernadores con un andamiaje fuerte en la obra pública. En las charlas que mantuvo con los mandatarios provinciales, Ferraresi planteó la necesidad de reactivar las economías locales a través del mercado de la construcción, favorecer la participación de los gobiernos municipales, las cooperativas y las Pymes en las distintas obras a ejecutar. También habló de la idea de redefinir el plan Procrear para darle un nuevo impulso a los planes de vivienda y atender de inmediato el problema de la toma de tierras.

Con Kicillof puntualmente, el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat habló de la idea de que la construcción de viviendas sea prioridad para la provincia de Buenos Aires en el presupuesto 2021. Ambos coincidieron en la preocupación general sobre la toma de tierras en territorio bonaerense. Como adelantó Infobae el domingo pasado, en el distrito bonaerense hay actualmente 97 usurpaciones y casi 1.000 hectáreas ocupadas en 25 municipios. Esta es una muestra cabal del déficit habitacional que existe y una alerta de que el tema no puede esperar.

Para abordar este tema, Ferraresi y Kicillof repasaron los planes provinciales para el desarrollo de soluciones habitacionales y viviendas. Se está pensando en recuperar muchos proyectos que la gestión anterior de Mauricio Macri dejó abandonados, aunque no se dieron detalles de cuáles serían.

En todas las reuniones que Ferraresi mantuvo con gobernadores, el ministro estuvo acompañado por Maggiotti. Es que la nueva conducción de Desarrollo Territorial y Hábitat quiere darle a las intendencias un papel relevante y volver a comprometer a los jefes comunales en los planes nacionales de vivienda.

El nuevo paso del ministro de Desarrollo Territorial será darle importancia no solo a los jefes comunales del conurbano, territorio que conoce como pocos ministros, sino también a los del interior del país. Con ellos busca un trato directo y una línea de diálogo por encima de los gobernadores.

En sus primeros días de gestión, Ferraresi dejó en claro que además de consultar todos los temas con Alberto Fernández y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, también habla con el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis y con Cristina Kirchner. Después de todo, la vicepresidenta es su mentora política y a quien le debe en gran medida su ascenso en la política.

Seguí leyendo:

Alberto Fernández aclaró que recién “en marzo va a poder suministrarse la primera vacuna” y en un principio será para el 10% de la población

Mendoza: quienes usurpen tierras no tendrán acceso a planes sociales o programas de vivienda