Compartir
Legisladores por la vida
Primer encuentro de la Red de Legisladores por la Vida

“La Red es un espacio de encuentro, vinculación y sinergia, para conocer, ayudar, trabajar y apoyarnos entre los que compartimos esta causa y temática puntual, sin inmiscuirnos en otras cuestiones sociopolíticas públicas”, dice la presentación de esta iniciativa, motorizada inicialmente por el senador provincial bonaerense Lucas Fiorini y la legisladora porteña Carolina Estebarena.

La convocatoria está dirigida a todos los legisladores con mandato activo, de todas las fuerzas políticas, y de todos los niveles, nacional, provincial y municipal, que compartan los principios y objetivos expresados en el documento inicial.

Cristina Fiore, ex senadora por Salta, hoy diputada provincial por la capital salteña, es la primera coordinadora de la Red de Legisladores por la Vida.

“Defendemos el derecho a la vida en todas sus etapas y no promovemos ni apoyamos políticas abortistas”, dice la declaración de principios de la red.

Sus integrantes se proponen estimular “la generación de políticas públicas que fomenten la protección de las dos vidas, la adopción y la familia”, también propiciar “la libertad de enseñanza y el derecho de los padres de poder educar a sus hijos de acuerdo con sus valores y conciencia”; y finalmente un rechazo a “la ideología de género como postura única promovida o impuesta por el Estado”.

Legisladores por la vida
La agenda que se propone defender la Red de Legisladores por la Vida

La Red está abierta a todo “legislador con mandato vigente, en cualquiera de las jurisdicciones”, y para ingresar basta con adherir a los principios mencionados, resumidos en un documento liminar, al que se accede en formato digital en las cuentas de la misma Red en Instagram, Facebook y Twitter.

Los legisladores así conectados buscan “brindar apoyo, conocimiento y vinculación mutua a los legisladores Provida”, “coordinar y potenciar” su accionar; compartir experiencias parlamentarias; elaborar “propuestas, argumentaciones y estrategias en defensa de la vida”; también buscar la asistencia de asesores especializados y brindar y recibir “apoyo de los diferentes grupos provida (médicos, abogados, docentes, etc.)”, con la finalidad de entablar un vínculo que permita, “a cada uno desde su escaño, defender con mejores fundamentos axiológicos y técnicos las posiciones en defensa de la Vida”.

Finalmente, invitan a ampliar la Red, para llegar a cada rincón del país a través de las nuevas tecnologías y de ese modo asistir a todos los legisladores que necesiten información y formación sobre los puntos de esta agenda en común.

La Red se lanzó a fines de octubre pasado y el miércoles 11 de noviembre tuvo lugar la primera reunión del grupo que evidentemente tendrá una oportunidad de mostrar su potencial cuando se abra el debate de la legalización del aborto que el Gobierno se ha propuesto relanzar a sólo dos años del anterior. De hecho, fue la experiencia de aquel debate del año 2018, lo que llevó a este grupo de legisladores ha coincidir en la necesidad de aunar esfuerzos y de compartir vivencias y conocimientos a fin de fortalecer una posición común.

Pero también apuntan a poner límite a la ofensiva que, fracasado el primer intento de legalizar el aborto, algunos lanzaron a través de la Educación Sexual Integral que, contra lo que se afirma, ya existe por ley desde 2006; una ley que incluye un artículo que postula el respeto al ideario de cada institución más allá de los contenidos comunes. Este punto precisamente es el que se pretenden eliminar, con el consiguiente avance sobre la libertad de conciencia.

Seguí leyendo:

Alberto Fernández anunció el envío del proyecto de legalización del aborto al Congreso

No gobierno, pero lo hago con perspectiva de género: el feminismo como excusa para todo