Compartir
Paula Perassi
Paula Perassi desapareció el 18 de septiembre de 2011. Su cuerpo nunca fue hallado

El abogado por la querella en la revisión de un fallo que condenó a dos personas por la desaparición Paula Perassi en la localidad santafesina de San Lorenzo dijo hoy que tiene “expectativa de que el pacto de silencio se rompa” entre los acusados y aparezca el cuerpo de la mujer, cuyo destino se desconoce desde hace 9 años y dos meses.

José Ferraro, abogado de la familia, aseguró al iniciarse la primera audiencia de revisión del fallo de segunda instancia que tiene “todas las expectativas de que el caso se pueda resolver, pero lo más importante es encontrar el cuerpo de Paula”.

En ese sentido agregó que “los fallos condenatorios trajeron un poco de justicia en esta causa, pero nunca se pudo encontrar el cuerpo. Eso es lo más complicado” y espera que esta instancia judicial permita que “el pacto de silencio se rompa” y se conozca el paradero de la mujer.

En los tribunales de Rosario comenzaron este martes por la mañana las audiencias de revisión de la condena impuesta a un matrimonio acusado de la “privación ilegal de la libertad” de Perassi en 2011. La Cámara Penal, integrada por los jueces Bibiana Alonso, Gabriela Sanso y José Luis Mascali, deberá decidir la suerte procesal del matrimonio integrado por el empresario Gabriel Strumia y Roxana Michl.

Los dos fueron absueltos junto a otras siete personas –cinco de ellas policías- en el juicio oral por la desaparición seguida de muerte de Perassi.

Sin embargo, un tribunal de alzada revocó esa sentencia a fines del año pasado y condenó por privación ilegal de la libertad coactiva agravada a Strumia, a quien le dictó una pena de 17 años de prisión, y a 7 años a su esposa pero el tribunal dejó en libertad a los condenados hasta que el fallo quedara firme.

En tanto, la defensa de los dos condenados hizo un planteo de apelación horizontal, por lo que otro tribunal de segunda instancia comenzó a analizar el caso y a escuchar los argumentos de las partes, indicaron voceros judiciales.

La joven Paula Perassi de 34 años desapareció luego de salir de su casa en la localidad santafesina de San Lorenzo, el 18 de septiembre de 2011.

Para los querellantes, Adrián Ruiz y José Ferrara, Paula cursaba un embarazo de seis semanas fruto de la relación amorosa que mantenía con Strumia, quien con la complicidad de otras ocho personas -entre ellas su esposa- la privó de su libertad con la intención de provocarle un aborto en el que habría fallecido para luego hacer desaparecer el cuerpo que nunca fue encontrado.

El tribunal de alzada será el encargado de “ratificar” o “rectificar” la condena de fines del año pasado y las audiencias se extenderán hasta el próximo jueves y luego los jueces fijarán la fecha para dictar sentencia, que se espera para unos 20 días más tarde.

El padre de Paula, Alberto Perassi y su esposa Alicia Ostri, volvieron a pedir justicia. “Quiero los huesos de mi hija”, reclamó Alberto antes de ingresar a la sala de audiencias, donde además se dieron cita integrantes de distintas organizaciones sociales y de derechos humanos que durante los nueve años que lleva el caso, acompañaron a la familia y a los amigos de Paula.

Cabe recordar que en mayo de 2018, en el juicio oral, el tribunal integrado por los jueces Griselda Strólogo, Álvaro Campos, y Mariel Minetti señaló en el fallo que “no logró el Estado a través de sus fiscales ni tampoco la actividad de los representantes de la querella, probar con la certeza necesaria en esta etapa que las personas acusadas son culpables de los delitos que se le achacaron”.

“Todos escuchamos aquí la versión de los acusadores de lo que supuestamente habría sucedido con Paula, versión de los hechos que no surgió de investigaciones estatales, sino de una serie de datos y comentarios recolectados desde el dolor por su ausencia, armados por el imaginario popular que se fue alimentado con el tiempo y clamor social”, indicaron en la sentencia.

“Este Tribunal no tiene dudas que la decisión tomada es la correcta y ajustada a derecho, ante la desprolija, controvertida, cuestionada, e insuficiente actividad probatoria desplegada en el debate, no dejando otra posibilidad legal y jurídica de decidir”, remarcaron.

Fue por ello que el Tribunal resolvió por unanimidad absolver al empresario Gabriel Strumia, su esposa Roxana Michl, su empleado Antonio Díaz y la partera Mirta Rusñisky; acusados de “privación ilegítima de la libertad agravada y aborto sin consentimiento seguido de muerte”.

Seguí Leyendo:

Encontraron el cuerpo de una joven estrangulada y con un disparo en la nuca: investigan si fue un robo o un femicidio

Nadie reclamó el cuerpo del sospechoso del crimen de Abigail que murió linchado en Tucumán