Compartir
Hospital Principe de Asturias
La pequeña fue trasladada al hospital Príncipe de Asturias pero al momento de ser atendida ya había perdido la vida

Una bebé de 10 meses murió el lunes en el humilde barrio Villa El Libertador, al sur de la ciudad de Córdoba capital, después de ser embestida por su padre con un auto de manera accidental. Según advirtió otro de los hijos luego, el hombre se encontraba bajo los efectos de la ingesta de alcohol.

El hecho ocurrió en la Manzana 5, Lote 5 del barrio cerca de las 20 horas. Según informó el diario La Voz, el hombre, de 39 años, no percibió que la bebé gateaba cerca de una de las ruedas y la arrolló con su auto al intentar ingresar al garage de su domicilio.

Así, fue trasladada de inmediato en una ambulancia al Hospital Príncipe de Asturias, pero los médicos informaron que ya había llegado al centro de salud sin vida y ya no había más por hacer.

Gabriela Viña, secretaria de la Fiscalía del Distrito 2 del Turno 7, a cargo del fiscal Tomás Casasa, indicó que se trataría de un accidente.

La funcionaria judicial también advirtió que fue uno de los hijos mayores de la familia el que reveló que su padre había bebido poco antes de intentar guardar el vehículo.

El hombre, por su parte, se encuentra imputado por motivos técnicos.

La imputación es no por sospechas, sino porque al ser el conductor debe declarar como autor, no como testigo. Eso es procesal, algo que marca el Código Procesal Penal provincial», asegura una fuente con acceso al expediente a Infobae.

Villa El libertador, Córdoba
El hecho ocurrió en el barrio Villa El Libertador (Facundo Luque / La Voz)

El hombre fue sometido al control de alcoholemia, pero el resultado del mismo aún se mantiene bajo secreto de sumario. Se espera que el padre pueda declarar, ya que todavía no lo hizo debido al shock emocional que supuso el accidente. Durante la misma noche del hecho, el hombre apenas pudo emitir una palabra.

De acuerdo a los presentes, se encontraba fuera de sí y apenas atinó a decir que sólo había tomado una lata de cerveza antes de subirse al auto.

Lamentablemente, los accidentes con autos en los que adultos atropellan a menores de edad en garages o puntos de estacionamiento en las calles son más comunes de lo que parece.

En marzo, una mujer que estaba aprendiendo a manejar atropelló a sus tres hijos y mató a la menor de ellos, una niña de 4 años.

El garage donde ocurrió el accidente en Quilmes
El garage donde ocurrió el accidente en Quilmes

La mujer se encontraba con el auto dentro del garage, y al momento de intentar poner el cambio en marcha atrás y acelerar, colocó la caja de cambios en primera marcha y embistió a los tres chicos contra una pared. La menor de sus hijas perdió la vida y los otros dos hijos, de 6 y 8 años, resultaron heridos.

Asimismo, durante las vísperas del año nuevo de 2018 se vivió un hecho que tomó una gran repercusión pública y que conmocionó a una buena parte de la sociedad: dentro del country Hebraica Pilar, un empresario arrolló y mató al hijo de un íntimo amigo que se había colocado debajo de su camioneta justo antes de que éste la moviera.

Germán Manuel G., comerciante dedicado al rubro de indumentaria y socio en una firma de importaciones, había acudido con su familia junto a la de su amigo Guido L., ingeniero.

Cerca de las 19 del 30 de diciembre de 2017, los dos amigos se despidieron, después de haber pasado todo el día en la pileta del Club de Campo del country.

El accidente a finales de 2017 ocurrió en el country Hebraica Pilar
El accidente a finales de 2017 ocurrió en el country Hebraica Pilar

Justo antes de que G. se subiera a su camioneta Dodge Journey color gris, el hijo de L., de 1 año y 9 meses, se soltó de los brazos de sus padres y se ubicó justo detrás del vehículo.

El impacto con una rueda al momento de mover la camioneta le provocó al pequeño un traumatismo de cráneo que le provocaría luego la muerte. El pequeño fue trasladado al Hospital Austral por autoridades sanitarias del country pero el daño era irreversible.

Luego, el conductor de la camioneta se presentó en una comisaría para someterse a todos los estudios correspondientes. El análisis de alcoholemia arrojó un resultado de cero gramos de alcohol en sangre.

Finalmente, la imputación en contra del conductor no prosperó, según fuentes tribunalicias, por decisión del propio padre del chico.

Seguí leyendo:

Detuvieron a dos hermanos por el crimen a martillazos de un joven en Lanús