Compartir
Los jóvenes jurados tendrán la responsabilidad de elegir al freestyler que representará a Argentina en la próxima Red Bull Batalla de los Gallos Internacional (Infobae)

La fecha clave es el sábado 21 de noviembre cuando se lance la decimotercera edición de la Red Bull Argentina, el campeonato de freestyle más importante del país. Esta vez llegará con cambios y novedades, como su formato vía streaming, la falta de público debido al aislamiento social y la elección de sus jóvenes jueces: Trueno, el último ganador de la competencia, Lit Killah, una de las figuras del trap local y Bizarrap, uno de los productores más reconocidos del momento

Pese a su corta edad, los tres nombres emanan experiencia. Con varios años dentro de la escena del freestyle, cada uno desde su lugar pudo vivir en carne propia el progreso que esta tuvo, logrando salir de las plazas para llegar a los escenarios más importantes del país. Esto hace que la designación como jurados no sorprenda, sino que afirme el peso y el recorrido de la nueva generación.

“Desde guachín soñé con la Red Bull, en cualquier sentido. Soñaba con ganarla y cuando lo hice me sentí el chabón más realizado del mundo. Era mi sueño. Veía a la Red Bull como veía a los Powers Rangers cuando tenía cinco años”, comenta Trueno, entusiasmado. Por su parte, Lit Killah, quien ya fue jurado de la Red Bull española, apunta que va a ser una experiencia divertida, dado que son solamente ellos tres están como jurados y “ya se conocen”.

Jurado rb
En 2019, Trueno se consagró como el campeón más joven de la competencia (EY!ColectivoGrafico-Tute Delacroix/)

Quien apunta un poco más allá al hablar de esta designación es Bizarrap: “Cuando me propusieron ser jurado me pareció algo bastante histórico. Me dijeron que íbamos a ser nosotros tres y me gustó la idea de formar parte de esta renovación. Somos los tres de esta nueva generación que está saliendo de la música y el freestyle”. A su vez, con su calma que lo caracteriza, indica que pese a no ser freestyler “empecé por ahí” antes de comenzar con sus exitosas sessions.

—¿Creen que está designación como jurados marca un antes y un después para la nueva generación de la escena?

Lit killah: Sí, veo ese antes y después. Pienso que por más que nosotros no hayamos sido jurados muchas veces, estamos preparados. Es cuestión de criterio y de saber rapear y conocer la movida. Bah, no hace falta ni saber rapear… Bizarrap sabe mucho también porque viene del mismo tiempo que venimos todos, cuando empezamos a rapear de la nada, de guachines en la plaza. Conocemos lo que es el under, lo que son las grandes ligas… las dos caras de la moneda. Quizás tenemos un punto de vista en cuanto a la experiencia que nos ayuda a para poder elegir a la persona que vaya a ganar esta Red Bull.

Trueno: Creo que nadie lo va a entender más que la gente que nació desde adentro, como nosotros tres. Tanto Lit, como yo, que rapeamos en el quinto, como el Biza que se hizo presente en esos momentos y es partícipe de un montón de cosas que tienen que ver con la escena musical y el freestyle. Más allá de ponernos a contar o a sumar puntos en una batalla… siento que es más el instinto de batallero que tenemos los tres y el conocimiento de ir a plazas, de saber cómo se rapea, cuándo es más pícaro uno que el otro. Saber cuándo se envuelve más en una idea y se esfuerza por tirar una rima super elaborada. Eso lo conocemos porque lo hacíamos y lo veíamos. Siento que va a salir todo bastante natural.

Jurado rb
Lit Killah fue jurado de la Red Bull España 2019, la cual ganó Zasko

Bizarrap: Que den lugar a esta generación nueva es un honor para los tres y para la cultura, es algo importante. Esta situación y estos eventos que suceden para mí hacen avanzar el profesionalismo de la escena. Me siento super contento y orgulloso.

La falta de público, un factor clave de la competencia

Sus estrenos como jurado de la Red Bull Argentina será dentro de un contexto especial, ya que a la competencia le faltará un condimento clave: el público. “Siento que los competidores van a estar mucho menos nerviosos, más en su salsa, incluso va a haber más nivel. Los pibes la van a romper y nosotros vamos a estar un poco más concentrados en lo que vamos a votar”, dice Lit Killah.

Bizarrap ve al público como “fundamental”, y apunta a que todo será diferente por la falta de euforia. Pese a esto, el productor deja en claro que ya se pudieron observar varias batallas en este contexto y que demostraron que los competidores se desenvuelven bien. Trueno como batallero siente que la gente abajo del escenario es clave. No obstante, cree que esta competición va a ser “más cypher”, sin tanto punchline, algo que permitirá ver más la habilidad de los participantes.

Jurado RB
A sus 22 años, Bizarrap es uno de los productores más exitosos del país (GUIDO ADLER/)

—¿Por qué creen que la Red Bull es el formato ideal para que se desenvuelva un competidor?

Lit Killah: Creo que más que nada es la cuestión del prestigio de la competencia. Se hace una vez al año, están todos los raperos esperándola. Lo pesado que suena decir “Red Bull Batalla de los Gallos”. La FMS me parece una competencia de la puta madre, pero es más de la nueva generación. Esta está hace muchos años y prácticamente todos los raperos vieron a alguien ahí que los motivó para comenzar a rapear.

Trueno: Siento que ganarla es como lograr la copa Argentina, entonces la gente va con esa esperanza de representar el país. Todo el mundo quiere estar en una Red Bull. Es pegarse en el freestyle. En cuanto a formato, está piola. Te hablo desde mi experiencia del año pasado. Si bien hay temáticas hay cosas para que los competidores improvisan, para que sea dinámico y se diviertan, pero no tan estrictas. A mí me gusta estar un poco libre y poder utilizar las temáticas, pero poder pegarle unos cachetazos al otro… no tener que estar si o si pensando en “uh, tengo que rimar con esto”, porque puedo descontar puntos.

Bizarrap: El formato y la adrenalina del rapero que está ahí… sabe que es una oportunidad. Es esa vez en el año y después el año que viene no sabés si vas a estar. Es como que tenés que poner todo para la Red Bull. Más allá del formato, de las condiciones que tenga el rapero, es como tener que estar al 100% porque tenés un tiro y si no lo aprovechaste, fuiste.

Jurado RB
La session de Trueno junto a Bizarrap se convirtió en el freestyle más visto de YouTube con más de 140 millones de reproducciones (Foto: Gianfranco Tripodo/Red Bull Content Pool)

—¿Cuál creen que es el ADN que tiene el representante argentino a comparación de los otros países?

Lit Killah: Creo que cada país tiene su estilo, porque no todos nos criamos viendo a los mismos raperos y por eso todos adoptan su estilo. Creo que Argentina es otra cosa. Cuando estuve en la Red Bull de España como jurado se notó la diferencia. Ahí dije: “Uf, qué diferencia hay entre los argentinos y españoles”. No en cuanto a nivel, porque ambos países tienen mucho. Hablo en cuanto a la diferencia a la hora de rapear. Los españoles, por ejemplo, siempre te hacen una comparación: “Vos sos como esto, porque esto y esto”. En Argentina son todos más sueltos. Nuestra naturalidad, por la música que escuchamos, es más de Flow. Porque hasta el que está empezando ahora es más metriquero, tira flow, tira punchline… Te mete de todo un poco.

Trueno: Son diferentes maneras de atacar el freestyle también. En otros países es más deportiva la manera de freestylear. Más rebuscada, más comparación y buscar rimas difíciles. Acá vamos a lastimar al otro, a matar, sin pensarlo. Siento que acá hay muy pocos que tratan de dar su técnica freestyler al 100 por ciento y se preocupan más en pegarle un punchline al otro fuerte y fue. Eso está bueno porque siento que es más natural. Lo comparo con el boxeo. No están tan preocupados por la técnica, sino por como pegan y hacen caer al otro. Algo que tiene Argentina es que cuenta con personajes muy diferentes con distintas características. Siempre digo que se parece al Mortal Kombat, porque cada uno tiene su poder y su flash. Y cuando veo batallar a dos personas distintas es rarísimo. Cada uno tiene sus habilidades y puede ganar cualquiera.

Bizarrap: Creo que al salir tantos raperos la gente los ve como un personaje. Eso explica un poco el éxito que tuvieron las batallas de Argentina en otros países. En México, Perú, Chile, España… todos son fanáticos del freestyle argentino. Se saben absolutamente todo de cada rapero de acá y por eso cada vez que uno viaja lo reciban como si estuviera en su propio país. Fue fundamental que cada uno tenga su estilo, que la gente los vea como personajes del Mortal Kombat y que elija a su favorito. Siento que eso fue clave para el éxito de las batallas.

Jurados rb
Gracias a éxitos como Bufón y Flexin´, Lit Killah se convirtió en uno de los grandes referentes del trap argentino

Recordando el pasado, mirando el futuro

La relación de estos tres con la competencia es fuerte y casi desde la cuna. Al recordar ediciones pasadas, todos brindan alguna anécdota y concuerdan en que la del 2015, que ganó Dtoke y tuvo la recordada batalla entre Tata y Kódigo, fue la mejor. “Me acuerdo que salí a las cuatro de la tarde de casa… tenía 15 años. Fui con tres amigos más. Tomamos el bondi y llegamos primero. Estuvimos dos ahora ahí y no había nadie”, cuenta entre risas Lit Killah.

Trueno, también suma una anécdota de cuando fue a una Batalla de los Gallos: “Creo que tenía 12 años en ese momento, era fan de las batallas. Fui con mi viejo, y cuando llegué había una fila de una cuadra y media. Al principio de la fila estaban haciendo un cypher y mi viejo me dice ‘metete’. Me metí y me quedé ahí, re colado”. Bizarrap, por su parte, no se olvida que las primeras no tenían transmisiones en vivo y que no podía acceder a ellas porque era menor de 18 años.

Jurado
Antes de lograr el éxito gracias a sus sessions,Bizarrap realizaba videos virales de batallas de freestyle (GUIDO ADLER/)

Infobae les pregunta si tienen ganas de competir y los raperos no esquivan la respuesta. “La posta es que a este Red Bull iba a ir, me preparé”, confiesa Lit Killah. El autor de éxitos como Se terminó, Bufón y Flexin, tema que hizo en conjunto con su compañero de jurado, Bizarrap, explica: “Tenía muchas ganas de competir. Primero lo vi a Wos ganar y te da una especie de orgullo por el hecho de saber lo que representan los pibes que empezaron a rapear con vos. Cuando lo vi al Trueno ganar dije ‘uh’. La ganó Wos, la ganó Trueno… yo era parte de esa camada. Ahí pensé ‘ya está, voy a practicar y me voy a anotar a la Red Bull de este año’. Pero bueno, pasó esto de la cuarentena y me quedé encerrado cinco meses y perdimos mucho tiempo”. Para concluir, afirma que no quiere irse sin haber probado el gusto de estar en una Batalla de los Gallos.

Trueno cuenta que le ofrecieron un montón de batallas para realizar este año, donde se dedicó de lleno a su carrera musical. “Estoy esperando batallar, pero con público”, indica. Sin embargo, no le cierra la puerta a volver a alguna competencia: “Tengo muchas ganas de competir y aparecer por ahí de vez en cuando. Estar en alguna competencia en equipo o hacer alguna batalla de exhibición. Yo estoy a la espera, sigo freestyleando aunque la gente no me vea. Ya voy a aparecer por ahí».

SEGUÍ LEYENDO:

Taty Santa Ana, host de la Batalla de los Gallos 2020: “Ser la cara de un cambio es mucha presión”