Compartir
oscar-parrilli
Oscar Parrilli, presidente de la comisión de Justicia y Legislación Penal

Los senadores que responden a Cristina Fernández de Kirchner buscarán a partir de las 10 dictaminar a favor de un proyecto de ley para modificar la forma de elección del próximo Procurador y bajar la mayoría calificada a una mayoría de 37 votos. El proyecto sería un empate entre los deseos de la Vicepresidenta y la postura más exigente del presidente Alberto Fernández: anoche a última hora aún analizaban mantener en dos tercios los votos requeridos para impulsar la remoción del jefe de los fiscales. Si tal como planea el Frente de Todos se firma el dictamen hoy, quedaría habilitado para ser llevado al recinto el viernes 27, tres días antes del fin de las sesiones ordinarias.

La sanción definitiva en Diputados quedaría para Extraordinarias, si el Presidente incluye el proyecto en el decreto de convocatoria. Hay quienes especulan con posibles modificaciones en la Cámara baja o hasta con un veto parcial de Fernández, lo que revelaría los roces con su Vicepresidenta.

El texto de la ley de reforma del Ministerio Público Fiscal se terminaba de redactar en el equipo del kirchnerismo que tomó finalmente como base un proyecto del rionegrino Alberto Weretilneck y parte de lo que este miércoles presentó la comisión de juristas convocada por el jefe de Estado para proponer cambios en el funcionamiento de la Corte, la Oficina Anticorrupción y la Procuración General.

La comisión de Justicia y Legislación Penal es presidida por uno de los hombres de mayor confianza de Cristina Fernández, el neuquino Oscar Parrilli, encargado de la estrategia. Pero además trabajan en el tema los senadores Anabel Fernández Sagasti, María de los Angeles Sacnun y Martín Doñate. Los cuatro han puesto la lupa sobre la gestión del procurador interino, Eduardo Casal, a quien intentaron este año remover del cargo. Sin esa vacante, el kirchnerismo avanzó en la modificación de la ley del Ministerio Público Fiscal hace menos de un mes pero esperaron al dictamen de la comisión de juristas convocada por el Presidente después de un largo almuerzo entre Fernández y Parrilli en Casa Rosada y otra larga charla entre Alberto Fernández y Máximo Kirchner.

El dictamen que se presentaría esta tarde tendría tres puntos centrales. El primero es el cambio de la mayoría para designar al Procurador que pasaría de los dos tercios de los votos a una mayoría absoluta de la mitad más uno de los senadores que integran el cuerpo. Sólo el bloque del Frente de Todos tiene 41 por lo que supera holgadamente, y sin necesidad de sumar aliados, el número mínimo de 37. No pocos juristas convocados a los debates de comisión en las últimas semanas cuestionaron este cambio. Sólo algunos invitados del oficialismo afirmaron que no les incomodaría esa posibilidad y que por el contrario incluso el Ministro de Justicia podría indicar al jefe de los fiscales la política criminal. Otros especialistas subrayaron que el Procurador necesita un fuerte respaldo en todo el país por lo que el apoyo de dos terceras partes de los senadores reflejaría un apoyo de gobernadores y distintas fuerzas políticas.

El segundo punto en el que en general ha habido coincidencias es en establecer un plazo para el mandato que hoy es vitalicio. Podría limitarse a cinco años.

Finalmente el tema que genera más rechazo es el número de votos necesarios para la remoción del jefe de los fiscales. Aunque el kirchnerismo planteó que podría fijarse también en una mayoría de 37 senadores, se analizaba no modificar los dos tercios. Varios son los motivos: el primero es que la comisión convocada por el Presidente sugirió un número alto y no habría ánimo de contradecirla, según varias fuentes del Senado. El segundo es que ni el Presidente ni su candidato para la Procuración, el juez Daniel Rafecas, aceptarían un cambio que condicione la independencia del jefe de los fiscales. En la misma línea se expresaron varios de los más destacados especialistas desde el favorito del Presidente, Enrique Bacigalupo, a Andrés Gil Domínguez, Alberto Binder, Nicolás Becerra y Roberto Gargarella, entre otros.

Daniel Rafecas (Maximiliano Luna)
Daniel Rafecas (Maximiliano Luna) (Maximiliano Luna/)

El debate genera tensión en el Senado. Primero porque desde marzo el pliego de Rafecas espera su tratamiento en la comisión de Acuerdos que no convocó a audiencia ni tratamiento del candidato con la excusa de no contar con los dos tercios requeridos por ley. El Presidente se mostró respetuoso del Poder Legislativo pero cada vez que le consultan insiste con que Rafecas es y seguirá siendo su candidato, el que presentó de acuerdo a las atribuciones que le corresponden a un jefe de Estado. “Es el mejor candidato que puede existir. Lo conozco desde hace muchos años y es un hombre de una calidad técnica absoluta y sus condiciones morales son indiscutibles”, reiteró esta semana sobre el juez con el que comparte la docencia en la Facultad de Derecho.

Además de las diferencias entre la Rosada y lo que ocurre en el Senado, también la oposición cuestionó el avance del Frente de Todos con un proyecto de ley que facilitaría la designación del jefe de los fiscales. Juntos por el Cambio, que durante la gestión de Mauricio Macri y también este año propuso cambios a la mayoría requerida y al plazo del mandato, defendió la actual estructura y votará en contra. Sospechan, en línea con las denuncias de Elisa Carrió, que Cristina Kirchner preferiría otro nombre en lugar de Rafecas para tener mayor influencia en las investigaciones de los fiscales.

La comisión de juristas del Presidente, que trabajó ad honorem, votó dividida. Por 6 votos contra 5 el consejo consultivo sugirió modificar la mayoría de los dos tercios para la designación por otra de 37 votos. Las juezas Hilda Kogan (Buenos Aires), Inés Weinberg de Roca (CABA), María del Carmen Battaini (Tierra del Fuego) junto al abogado Andrés Gil Domínguez y el ex juez de España Enrique Bacigalupo respaldaron mantener la actual exigencia. En cambio el abogado de Cristina Fernández, Carlos Alberto Beraldi junto a León Arslanian, Gustavo Ferreyra y Marisa Herrera, además de la jueza de la Corte tucumana Claudia Sbdar y el juez de Mendoza Omar Palermo, propusieron ir a una mayoría absoluta. Y como en la comisión del Senado, también los juristas se inclinaron en su mayoría por limitar el plazo del Procurador.

Seguí leyendo:

Impuesto a la riqueza: el Gobierno confirmó que el número de personas que deberá pagarlo será mayor al estimado

El Frente de Todos avanzará mañana en Diputados con la quita de fondos a la Ciudad de Buenos Aires