Compartir
larreta-policia-portada
El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta (Matías Repetto Bonpland/)

Después de un tenso debate a través de una videoconferencia en las comisiones de Presupuesto, Hacienda y Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados, el oficialismo logró obtener un dictamen de mayoría para achicar las partidas presupuestarias previstas para la seguridad de la Ciudad de Buenos Aires. El Senado ya le había dado media sanción a la iniciativa por lo que se estima que será convertida en ley por la Cámara baja la semana que viene.

Fue encendida la defensa de los legisladores de un lado y del otro tras la polémica decisión que tomó el gobierno de Alberto Fernández en septiembre cuando decidió recortarle a la Ciudad de Buenos Aires un 1,18 por ciento de los fondos de la Coparticipación Federal que por decreto el expresidente Mauricio Macri le había otorgado en 2016 al Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta.

El decreto 735/2020 de Fernández que fue publicado en el Boletín Oficial le quitó a la Capital Federal alrededor de 30 mil millones de pesos anuales, que desde 2018 integraban el presupuesto porteño, para entregárselos a la provincia de Buenos Aires y así hacer frente al reclamo salarial de la policía bonaerense a principios de septiembre.

Según el artículo 1 de aquella determinación presidencial “la participación que le corresponde a dicha jurisdicción por aplicación del artículo 8° de la Ley N° 23.548 y sus modificaciones, se fija en un coeficiente equivalente al dos coma treinta y dos por ciento (2,32%) sobre el monto total recaudado por los gravámenes establecidos en el artículo 2° de la citada ley”. Es decir que, si bien el Presidente habló de “un punto de coparticipación”, exactamente le quitó el 1,18 por ciento, dado que CABA contaba hasta ese momento con el 3,5.

La mayoría de los oradores que responden a la oposición remarcaron que este proyecto de ley es “inconstitucional y arbitrario”, que no se podía debatir con tanto apuro – se están por terminar las sesiones ordinarias del Congreso este año y se convocó a tratarlo en comisiones recién ayer-, que no se apostaba “por el diálogo y sí por la polarización” y que se impone la política “del látigo y de la chequera”.

policia de la ciudad aniversario creacion 1
Policía de la Ciudad

Jorge Enríquez, diputado de la Ciudad por el PRO, fue uno de los más duros con el Gobierno en el debate. “Esta es una muestra más de unitarismo. Esta política de látigo o zanahoria de acuerdo al signo político que está en el poder, no sirve. Vulnera el federalismo porque la Ciudad recibe mucho menos de lo que aporta. El Gobierno nacional con esta medida, saqueó fondos”, expresó. Miguel Bazze, del bloque de la UCR, recalcó que “este Congreso no se puede convertir en una escribanía como durante el anterior Gobierno de Cristina”, en alusión a la cantidad de leyes que se le aprobaron al kirchnerismo cuando estaba en el poder.

También Gustavo Menna, de la UCR de Chubut, criticó con firmeza. “Están dejando desamparada a la gente de la Ciudad, le sueltan la mano respecto de un tema delicado como es el de la seguridad. Me parece grave no auxiliar a algunas provincias, se favorece a un distrito y se favorece a otros”. Y recordó, como ejemplo, que los empleados públicos chubutenses tienen un atraso de 5 meses en el cobro de sus sueldos.

Karina Banfi, legisladora por Buenos Aires, de la UCR, señaló que no estaba de acuerdo con el dictamen de mayoría. “¿Cuántas cosas más van a violar para imponer sus mayorías? Queremos que gobierne el diálogo entre la Nación y las provincias”, manifestó. Y se mostró enojada porque no le permitieron a los opositores acceder a determinados números que estaban en manos del presidente de la Comisión de Presupuesto, Pablo González.

Graciela Ocaña, diputada bonaerense, detalló que el recorte para la Ciudad significa 11 meses de los sueldos de los empleados de la salud y 8 meses de lo que perciben las fuerzas de seguridad. “La Ciudad dejó de percibir 13 mil millones de pesos en plena pandemia y serán 53 mil millones en el año que viene”, amplió.

Los diputados del oficialismo, por su parte, expusieron que el decreto 194 que el entonces presidente Mauricio Macri dictó en 2016 donde se otorgó a CABA el 3,75 de los fondos coparticipables debía ser debatido. Uno de los más enfáticos en defender la posición de Fernández fue el santafesino del Frente de Todos, Marcos Cleri, quien remarcó que era hora de “poner las cosas en su lugar”. Recordó que en varias ocasiones, la Capital había sido beneficiada en desmedro de otras provincias. El ejemplo que citó fue que “cuando en junio de 2016, se pidieron 100 millones de pesos para el soterramiento del Ferrocarril Sarmiento, el 80% se lo llevó la Ciudad”.

También Martín Soria del Frente de Todos de Río Negro expuso que “el decreto de Macri que le dio un 3,75% más cuando asumió en el Gobierno a Rodríguez Larreta fueron una muestra del porteñocentrismo”.

Seguí leyendo:

Murió el empresario Jorge Brito en un accidente de helicóptero en la provincia de Salta

Quién era Brito, el banquero más importante de la Argentina