Compartir
Casamiento Mar del Plata
Paula y Blake buscaban casarse en Mar del Plata pero a él no lo dejaron ingresar al país

Del otro lado del teléfono se oye a una mujer angustiada. La desesperación del lunes por la tarde se convirtió, con el correr de las horas, en tristeza. El martes sintió resignación. Paula, marplatense de 31 años, esperaba a Blake, su novio estadounidense, en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza para cumplir con el propósito que ambos soñaron para el 2021: casarse el 22 de enero en Mar del Plata. Sin embargo, a él no lo dejaron ingresar a la Argentina y debió regresar a su país.

El hombre de 37 años recibió su pasaporte el 29 de diciembre de 2020. Al día siguiente compró un pasaje de American Airlines con un objetivo: llegar a la Argentina el 4 de enero, viajar a Mar del Plata, aislarse, casarse con Paula y, tras 90 días, volver a Portland (Oregon) junto a ella. Sin embargo, cuando arribó al aeropuerto le comunicaron que no podía entrar al país debido a que el turno del Registro Civil marplatense no acreditaba un vínculo entre ellos.

La razón que le dieron se enmarca en la decisión que tomó el gobierno nacional el 23 de diciembre del año pasado, cuando decidió -ante el aumento de contagios de COVID-19 y la nueva cepa que circula por el mundo- endurecer los requisitos para los ingresos al país, tanto por vía terrestre como aérea.

Casamiento Mar del Plata
La pareja se conoció en un viaje que ambos hicieron en 2015 a Colombia

El decreto exige que tanto los argentinos como los residentes extranjeros se realicen un PCR con 72 horas de anticipación y un aislamiento obligatorio de 7 días. La medida regirá hasta el próximo 8 de enero.

“Nos conocimos en Colombia en 2015 y nos fuimos juntos a recorrer el país haciendo excursiones, la típica historia de dos viajeros y compañeros de hostel. Estuvimos tres años hablando por Facebook como amigos. Nos mandábamos fotos, nos contábamos de nuestras vidas. Hablaba más con él que con mi familia”, contó Paula Carnicero a Infobae.

Y continuó: “En 2019 viajamos dos meses por Europa. Luego volví para Argentina y construimos un día a día en donde la comunicación se hizo mucho más profunda. En marzo del año pasado nos íbamos a reencontrar en Estados Unidos y no pude viajar porque habían cerrado las fronteras”.

Tras ese impedimento ambos aguardaron nueve meses y diagramaron un plan que comenzaría en el despertar del 2021. “Fui el lunes a las 7 de la mañana a Migraciones con la misma carpeta de fotocopias que acreditaba todos los documentos. El inspector que me atendió me dijo: ‘No están casados, sólo ingresan personas con vínculo directo’. Pero nosotros teníamos turno en el Registro Civil y la declaración jurada que decía que se iba a quedar tres meses. También un departamento alquilado para hacer la cuarentena”, explicó la traductora pública.

Casamiento Mar del Plata
En 2019 recorrieron Europa durante dos meses

A Blake, que en su país es agente de bienes raíces, le indicaron en Ezeiza que precisaba un acta notarial certificada y sellada por un escribano.

“Ese fue el papel que no teníamos. Yo no estaba al tanto de que se necesitaba este documento para esta situación. Me dolió que cuando se lo comunicaron no lo hayan entrevistado con un traductor, porque yo no tuve tiempo de conseguir las evidencias. Nadie le habló en su idioma y le dieron a firmar un documento en español, sin una copia en inglés”, remarcó Paula.

En Mar del Plata la joven trabaja como profesora de inglés y aseguró que su perfeccionamiento con el idioma llegó cuando conoció a Blake en Colombia: “Yo fui su traductora en Colombia y él mi guía turístico”.

“Así como nunca hubiese creído que íbamos a pasar un año sin vernos, tampoco hubiera imaginado que en la oficina de Migraciones de Ezeiza no iba a haber un intérprete que pudiera oficiar de puente con el migrante. O que en la declaración jurada de la página oficial me iban a permitir seleccionar como motivo de viaje ‘turismo’ cuando el motivo de rechazo es que las fronteras están cerradas justamente al turismo”, manifestó.

Casamiento Mar del Plata
Paula iba a viajar en marzo de 2020 y no pudo hacerlo: ahora desconoce cuándo volverá a verlo

Y continuó: “Siempre pensé que estas cosas sólo pasaban en las novelas, pero lamentablemente me están sucediendo a mí. Creo firmemente que en nuestro camino de aprendizaje tenemos varios maestros, y que el dolor, lamentablemente, es uno de ellos”.

“¿Qué voy a hacer en el futuro? Dejar que él se reacomode de este golpe. Voy a descansar un poco porque todo fue muy estresante. Y cuando esté más tranquilo veremos cómo seguimos con esto. Mientras tanto, a seguir esperando que el 9 de enero, cuando termina este nuevo decreto, no decidan cerrar del todo las fronteras y dejarnos a tantos otra vez a ciegas”, dijo Paula.

Y completó: “Hay muchas parejas que han logrado reencontrarse con este tipo de requisitos. Ojalá que mi dolor sirva para que otros no tengan que vivir lo mismo. Ojalá, en un futuro no muy lejano, pueda compartir el desenlace de esta historia, que aún no logra su final feliz”.

Seguí leyendo:

Son pareja, recorren la Costa en un taller ambulante y venden sus artesanías realizadas con caracoles, estrellas de mar y corales

Mar del Plata en fotos: más de 150 mil turistas ingresaron a la ciudad durante el fin de semana