Compartir
Entrega cajas "Unidos por Argentina" - Cruz Roja - Fabiola Yañez - Ministro Gines Gonzalez Garcia - COVID 19 - Coronavirus (Foto: Franco Fafasuli)
En 1880, se creó la Sociedad Nacional de Cruz Roja Argentina, por parte de Guillermo Rawson y el doctor Toribio Ayerza, 17 años después de la fundación de Cruz Roja (Franco Fafasuli) (Franco Fafasuli/)

El cambio de año dispuso el reseteo del ejercicio, de la cuenta. Cruz Roja Argentina enumeró quince mil acciones alcanzadas en 2020 en el marco del Plan de Acción Integral para dar respuesta a la pandemia de COVID-19. El desafío proyectado para 2021 no vislumbra un esfuerzo menor. La asociación civil, humanitaria y de carácter voluntario anunció su Plan de Acción Integral para la recuperación ante la pandemia de COVID-19. El título es parecido y sugiere una transición: de la respuesta a la recuperación.

Su propósito es -dicen- “contribuir a la recuperación de la población afectada por la pandemia de COVID-19, en especial personas y comunidades en situación de vulnerabilidad, fortaleciendo su autonomía y resiliencia”. Su abordaje es total: la zona de cobertura es el territorio nacional entero, la fecha de inicio es el 1 de enero y su tiempo de implementación es de doce meses.

Para comprender el motor de la iniciativa, apuntaron los antecedentes, la raíz del asunto. Recuperaron datos, fechas y contexto: “El 30 de enero del año 2020 la Organización Mundial de la Salud declaró que el brote del 2019-nCoV (COVID-19) representaba una emergencia de salud pública de importancia mundial siendo luego declarado pandemia el 11 de marzo. En este contexto internacional, el gobierno nacional de la República Argentina formuló una serie de medidas para la respuesta, detección, contención y mitigación. El primer caso se detectó el 3 de marzo y a partir de allí al día de la fecha se han registrado 1.519.203 personas con Covid-19 , 4.338.785 personas testeadas, y 41.204 muertes”. El reporte se publicó en el último diciembre. Desde entonces los contagios, los testeos y las muertes se siguieron acumulando. El 2021 amaneció con un rebrote.

Misión humanitaria de cruz Roja en Salta
«La Cruz Roja movilizó a nivel mundial a 15 millones de voluntarios. Fue la movilización humanitaria más importante de la historia del organismo», acreditó Pepe Scioli, director del Observatorio Humanitario de Cruz Roja Argentina

Las líneas de acción para el plan 2021 son exigentes. Contemplan el estado de situación de un país afectado por la pandemia: toman datos del Observatorio Social de la UCA para advertir que el tercer trimestre del año pasado cerró con el 44,2% de los argentinos en situación de pobreza. “Las dificultades en materia de acceso a derechos de salud, trabajo, vivienda, educación y alimentación se han visto severamente profundizadas por la pandemia de COVID-19, siendo su impacto transversal, socioeconómico y ambiental. Se destaca en este sentido una caída en la producción, el crecimiento de la exclusión y de la cantidad de personas viviendo en estado de emergencia sanitaria, alimentaria y económica”.

Ante este panorama de adversidad, programaron una red de respuesta compuesta por 13 puntos. Apoyo a la campaña de vacunación con la entrega de recursos materiales y humanos para los procesos logísticos y de aplicación; realización de testeo integral rápido de antígenos en las filiales de Cruz Roja; capacitaciones en barrios en situación de vulnerabilidad para que las personas puedan mejorar y fortalecer sus modos de acceder al sustento, a través de talleres de oficios, diseño de itinerarios laborales, bolsa de trabajo y apoyo a microemprendimientos desde 71 espacios comunitarios, 66 comunidades y 41 filiales; acompañamiento a comunidades wichi y toba del norte del territorio argentino a través del Campamento Humanitario en Santa Victoria Este, provincia de Salta, dedicado a promover la salud, mejorar el acceso al agua potable y la vigilancia nutricional.

También la disponibilidad de la Unidad Móvil de Salud Comunitaria instalada en el Gran Chaco y que incluye módulos de un hospital de campaña y un laboratorio básico de agua; la formación de equipos comunitarios de Primeros Auxilios que contribuyan a reducir daños y muertes producidos por incidentes en los barrios en situación de vulnerabilidad; la guía para personas migrantes en procura de asistirlas en temas de alimentación, salud, alojamiento, transporte y acceso a derecho, en el tránsito y establecimiento en el país; un servicio de teleasistencia.

Cruz-Roja-salta-comunidad-wichi
«En la Argentina se hicieron el año pasado 15 mil intervenciones directas humanitarias», agregó Scioli. En la foto, la entrega de un tanque de agua para una comunidad wichi de Salta

El plan de acción se nutre, a su vez, de la puesta en valor y ambientación de centros de atención de primer nivel del sistema de salud pública con el apoyo de la Fundación Banco Nación; las soluciones en el acceso, la calidad y el almacenamiento de agua segura en barrios en situación de vulnerabilidad; el fortalecimiento de la resiliencia comunitaria a través del trabajo con escuelas rurales de Clorinda, Resistencia, Salta, Concordia y Corrientes: de un proyecto piloto para que jóvenes de comunidades en situación de vulnerabilidad y exclusión puedan integrar y promover el cambio social desde el deporte.

Y, además, de un proyecto de investigación y medición de la situación socio-sanitaria en el país a través del Observatorio Humanitario de Cruz Roja Argentina, un espacio que se reconoce de “investigación, conocimiento y sensibilización” dirigido por Pepe Scioli. Es el primer departamento de esta naturaleza en 190 países. De acuerdo al informe, medirá la situación de infancia, juventud y adultos mayores para entender de manera más acabada cómo la situación actual afecta a estos colectivos. “El seguimiento va a tener dos campos de acción. La presencial con el cuerpo de voluntarios y la remota con análisis de información con inteligencia artificial de cinco temáticas: fuerza laboral, percepciones sobre bienestar, protección, género e inclusión, adultos mayores, niñez y juventud”, detalló Scioli.

“El año pasado la Cruz Roja redescubrió su significado en el curso de la pandemia. Muchas empresas privadas están volcando sus aportes para trabajos humanitarios desde acciones de Responsabilidad Social Empresarial. Y pasó porque rendimos cuentas, porque hubo transparencia y ejecución. La Cruz Roja siempre está y cuando llega a un lugar la gente sabe que algo bueno va a pasar”, interpretó el director del Observatorio Humanitario.

Entrega cajas "Unidos por Argentina" - Cruz Roja - Fabiola Yañez - Ministro Gines Gonzalez Garcia - COVID 19 - Coronavirus (Foto: Franco Fafasuli)
En junio del año pasado, Fabiola Yáñez y Ginés González García hicieron la primera entrega de insumos para hospitales logrado gracias al teletón «Unidos por Argentina» (Franco Fafasuli) (Franco Fafasuli/)

El slogan que fundó la Cruz Roja Argentina para este año dice “Argentina se recupera”. El sentimiento es ese: “Hay que trabajar en la recuperación de la Argentina, en todos los sentidos. Acá habrá una crisis humanitaria vinculada a temas educativos, de salud. Tuvimos un problema grave el año pasado con 100 mil chicos que dejaron la escuela, con adultos mayores que no quieren salir a la calle. Debemos curar el tejido social”.

El diseño, planificación e implementación del Plan de Acción Integral para la Recuperación se centra en tres enfoques, que la asociación civil distingue como transversales a todos sus proyectos. La resiliencia, porque con sus iniciativas anhelan fortalecer la capacidad de resiliencia de las personas, comunidades e instituciones beneficiarias; la protección, género e inclusión de niños, jóvenes, adultos, migrantes, refugiados, personas con discapacidad y personas de colectividades diversidad desde la promoción de igualdad de oportunidades y equidad en el acceso y control de bienes; y la participación comunitaria para otorgarle valor a las comunidades como actores de transformación.

El año pasado, la Cruz Roja Argentina adquirió y entregó un total de 1.200 metros cúbicos de insumos y equipamiento en tiempo récord: más de 70 respiradores, 200 camas de terapia intensiva, 300.000 barbijos quirúrgicos, 200 desfibradores y cientos de miles de suministros más en tren de fortalecer la capacidad de respuesta del sistema de salud. Desarrolló, a su vez, más de 5.000 sesiones de acompañamiento y apoyo psicosocial y 300 acciones de abastecimiento de insumos básicos. Su programa de seguridad alimentaria alcanzó a 17.000 personas de 69 comunidades y comprendió más de un millón de kilos de alimentos. Asistió más de 5.000 personas wichis y tobas desde el Campamento Humanitario en el norte de Salta. Y coordinó el apoyo a los centros extrahospitalarios de atención.

Este 2021, la propuesta es superior.

Seguí leyendo:

“Las 10 del 10”: así es la campaña solidaria de Maradona junto a la Cruz Roja Argentina

Cómo es la incansable tarea humanitaria que realiza Cruz Roja Argentina con las comunidades originarias en Salta