Compartir
Mark Wright
Mark Wright en sus dos facetas

Este domingo, el Leeds United fue eliminado en la tercera ronda de la FA Cup por un equipo de la League Two, la cuarta división inglesa, el Crawley Town, que se impuso como local en el Broadfield Stadium, por 3-0. El equipo de Marcelo Bielsa ha impresionado en su inicio en la Premier League, tras 16 años de ausencia, por su apuesta por un fútbol ofensivo, pero fue humillado en el certamen de eliminación directa.

El modesto club local le dio una alegría a su público y además el lujo de hacer debutar a uno de sus jugadores más famosos. Cuando restaba que se dispute el tiempo adicionado y el marcador estaba sentenciado, el entrenador mandó a la cancha a Mark Wright. El popular conductor de televisión inglesa pudo así jugar algunos instantes luego de años sin pisar un terreno de juego.

Es que esta celebridad cuyo nivel de fama le permitió participar de varios realities shows jugó en las divisiones inferiores del Arsenal y del Tottenham Hotspur, pero nunca pudo acceder al primer equipo por lo que ras algunas cesiones en equipo de ascenso en donde no pudo acomodarse comenzó a explotar su faceta televisiva.

Crawley 3-0 Leeds (Infobae)

Ahora, a los 33 años, Wright, quien condujo la versión británica de The Bachelor, logró convencer al Crawley Town para que lo sume a su plantel, en un esfuerzo por regresar a la actividad que puede verse en su propia miniserie de la BBC Mark Wright: The Last Chance. Este domingo, nada menos que ante el Leeds ingresó sobre el final para al menos tocar el balón en un par de ocasiones, aunque no influyó en el histórico triunfo del equipo.

Entre sus labores televisivas más destacadas se destacan su co-conducción del programa de citas Take Me Out, su participación en el programa de baile Strictly Come Dancing y su subcampeonato en el reality I’m a Celebrity … ¡Sácame de aquí!. Además, fue parte del elenco original de The Only Way es Essex.

Por su parte, Marcelo Bielsa se mostró dolido tras la humillante derrota por 3 a 0: “Nos genera mucha tristeza y decepción”, admitió el argentino, quien agregó: “No pudimos desequilibrarlos cuando atacamos. Tuvimos la pelota durante un largo período de tiempo, pero no pudimos hacer mucho con ella”.

“En la primera mitad jugamos mejor que el oponente y el partido se jugó como queríamos, aunque no creamos mucho peligro. Y en la segunda mitad se jugó como los rivales querían jugar y crearon peligro para merecer los goles que marcaron”, sentenció El Loco.