Compartir
axel kicillof primeros-vacunados-sputnik-V-covid
Axel Kicillof estuvo entre los primeros vacunados con la Sputnik V (Prensa Gobernación)

La vacunación en los municipios bonaerenses lleva dos semanas y acumula una serie de “efectos adversos”. No salubres, sino políticos. Desde localidades opositoras surgen reclamos por la cantidad de dosis distribuidas, quejas por la demora en la llegada de la fórmula a ciertas localidades, y cálculos de rédito por los lugares de vacunación. Se suman al escándalo por el descarte de 400 inyecciones en Olavarría en el inicio del proceso de inmunización en la provincia de Buenos Aires y a las denuncias por faltantes en San Miguel. Mientras tanto, el gobierno de Axel Kicillof asegura que el proceso funciona con normalidad y apunta a posibles defectos “operativos” en la carga de datos.

Después de los cruces y posterior acuerdo, la semana pasada, por las nuevas restricciones ante la suba de casos de coronavirus, las aguas de la relación entre Kicillof y los intendentes por las medidas sanitarias están calmas. Pero, en paralelo a la situación epidemiológica, corre el efervescente proceso de vacunación, y allí borbotean algunos conflictos.

Según pudo reconstruir Infobae, en el comienzo del año se registraron dificultades durante la distribución de la primera tanda de vacunas cuando la municipalidad de Pinamar le reclamó a la Provincia que aún no tenía disponibles las dosis, mientras que distritos cercanos, como Madariaga, ya las habían recibido. Finalmente, la Sputnik V llegó a la ciudad costera, que conduce el intendente opositor Martín Yeza. En la Provincia aseguraron que no hubo problemas con la distribución en los municipios, recordaron que se realizó por etapas, y destacaron que coincidió con los feriados por las Fiestas.

la llegada de la vacuna Sputnik a las provincias
En municipios opositores denuncian demora y escasez de vacunas

En paralelo, se registró el primer problema grave. El 3 de enero, las autoridades de la provincia de Buenos Aires informaron que se habían visto obligadas a descartar 400 vacunas almacenadas en el Hospital de Oncología, en Olavarría, porque habían perdido la cadena de frío. “No descartamos que haya sido una acción intencionada”, dijeron desde el ministerio de Salud que comanda Daniel Gollan. El intendente, Ezequiel Galli, también opositor del Pro, dijo: “Hay una denuncia penal para averiguar lo que pasó. Fue un operativo realizado por la Provincia. Nosotros nos pusimos a disposición”.

La pérdida de vacunas en Olavarría constituyó un fuerte dolor de cabeza para las autoridades sanitarias provinciales, que desde entonces tienen un ojo apuntado a la situación local. Tras reponer las dosis perdidas, el viernes pasado, la subsecretaria encargada provincial del proceso, Leticia Ceriani, estuvo en el hospital para inaugurar el nuevo espacio donde se almacenarán las vacunas (el anterior quedó inhabilitado por la investigación), y la provincia envió una nueva tanda de 450 dosis extra.

Antes del escándalo, el municipio de Olavarría había propuesto guardar las dosis en un vacunatorio municipal, pero las autoridades sanitarias dispusieron hacerlo en un centro médico provincial. No es el único caso, y el tema de las banderías políticas de la vacunación genera algunas ciertas rispideces. Según pudo saber Infobae, otros distritos ofrecieron almacenar, e inclusive vacunar en centros de salud locales de cara a la siguiente tanda de inmunización, pero recibieron una negativa de parte de la Provincia. “Nos dijeron que es preferible vacunar en colegios para evitar que los mayores de 60 años ingresen en un ambiente de mayor riesgo de contagio”, dijo una fuente municipal, y deslizó: “En realidad, no quieren que en el lugar de vacunación haya carteles que digan “Municipio”.

En el gobierno bonaerense descartaron cualquier lectura política y explicaron que realizarán la segunda etapa del proceso de vacunación en los colegios bonaerenses debido a los procedimientos que requiere la aplicación de la Sputnik-V. “Con la vacuna del coronavirus es distinto que con las otras. Hay que armar grupos de cinco, esperar que se descongelen las vacunas, llenar formularios, declaraciones juradas, mantener la distancia social para evitar contagios. No es solo hacer la fila en el hospital, como con otro tipo de vacunas”, sostuvo una fuente provincial, y agregó que otro objetivo de la estrategia es evitar la saturación de los centros de salud por la vacunación.

Algunos intendentes se preguntaban qué ocurrirá en marzo, cuando teóricamente deben comenzar las clases. En un escenario de incertidumbre por la cambiante situación epidemiológica, en Provincia informaron que aún no está definido dónde se continuará con el proceso después de febrero, cuando arriben las siguientes tandas de dosis de la vacuna rusa, o de otros laboratorios con los que negocia el gobierno nacional, entre ellos, AstraZeneca.

En los últimos días también surgieron reclamos por la cantidad de vacunas. En el municipio San Miguel una médica denunció faltantes en el hospital municipal donde tenía un turno asignado para vacunarse. En diálogo con este medio, en la Provincia apuntaron contra el municipio, de color opositor, mientras que en la Intendencia marcaron defectos en el sistema de inscripción a los turnos que provee la Provincia. El día anterior, el jefe de Vicente López, Jorge Macri, había salido en varios canales de televisión a denunciar la escasez de vacunas en el distrito que gobierna con la bandera de Juntos por el Cambio.

En el gobierno de Kicillof aseguran que la distribución de las primeras vacunas para personal de salud en esta primera etapa funciona de manera aceitada y con normalidad, a demanda de cada municipio, a través del sistema web de turnos Vacunate. Atribuyeron cualquier dificultad con la cantidad de vacunas disponibles a problemas “operativos”. “Nuestros ojos son el sistema informatizado. Es la única forma que tenemos de saber cuántas vacunas se aplicaron en cada municipio”, dijo a este medio una fuente provincial. “A veces nos dicen que se quedaron sin vacunas, pero a nosotros nos figura que tienen disponibilidad en la heladera. Puede haber problemas con la carga de datos”.

El 24 de diciembre llegaron a la Argentina, desde Rusia, 300.000 dosis de la vacuna Sputnik V, de las cuales un 40 por ciento fueron destinadas a los bonaerenses. La próxima tanda, que se estima en 5 millones, arribará al país en febrero. El cargamento será destinado a personas de 18 a 57 años con enfermedades preexistentes, personal docente y mayores de 60 (si ANMAT lo autoriza).

Faltan, al menos, dos semanas, y la duda que sobrevuela por estos días la cabeza de algunos intendentes es acerca de la cantidad de dosis que llegarán a la provincia y a los municipios en la segunda tanda. Desde la provincia aseguraron que aún no está definido, pero calculan que el porcentaje será similar al anterior. Y destacaron que la entrega de vacunas a los municipios será de acuerdo a la demanda..

Señales en la calma

reunion-de-intendentes-con-Kicillof
A la reunión del martes con Kicillof estaban invitados los intendentes de los 135 municipios; los de la Costa de forma presencial, el resto, de manera virtual

La semana pasada estuvo marcada por los entredichos entre algunos intendentes de la Costa reticentes a la propuesta del gobierno nacional de restringir la circulación en la temporada de verano, y el gobierno provincial. Finalmente, la decisión de Kicillof de acotar la medida al cierre de los bares desde la 1, calmó los ánimos. Y el martes, en la reunión con los intendentes de Mar Chiquita, reinó la cordialidad.

Sin embargo, algunos gestos llamaron la atención. Los principales jefes municipales opositores de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, y Vicente López, Jorge Macri, decidieron no asistir al encuentro, al que estaban invitados a participar por zoom. Su par de Mar del Plata, Guillermo Montenegro, estuvo de manera presencial, pero se retiró antes. Lo mismo hizo el jefe comunal de Lanús, Néstor Grindetti, que solo se quedó a la primera parte. Para justificar las ausencias y retiradas tempranas, todos alegaron, en diálogo con Infobae, motivos “de agenda”.

Fuentes municipales dejaron saber, en privado, que el motivo de fondo fue la falta de entusiasmo. Algunos intendentes consideraron que la reunión era improductiva, ya que las nuevas medidas sanitarias restrictivas se habían aplicado recién el día anterior. “Fue una reunión para mostrar, y cumplir, pero no tenía sentido”, ilustraron.

Seguí leyendo…

“Abran las escuelas”: Mauricio Macri reclamó la reanudación de las clases presenciales

Alberto Fernández analiza el futuro de varios funcionarios que cometieron errores de gestión