Compartir
Última salida a la cancha de Jaguares en tierras neozelandesas. El exodo solo dejo cuatro jugadores en la Argentina.
Última salida a la cancha de Jaguares en tierras neozelandesas. El exodo solo dejo cuatro jugadores en la Argentina. (MARK TANTRUM/)

El 2020 fue un año muy duro para el deporte argentino y el rugby no quedó exento. A raíz de la pandemia, los países que integraban el Súper Rugby no pudieron competir y así sus franquicias se vieron afectadas económicamente, a tal punto que la Unión Argentina de Rugby (UAR) no pudo sostener a los Jaguares, su único equipo profesional. De los 23 jugadores que disputaron la final contra Crusaders en 2019 sólo cuatro se mantienen en el sistema UAR; los demás se distribuyeron en equipos europeos, australianos y de Estados Unidos.

La creación de los Jaguares fue un antes y un después para la UAR. Fue el primer equipo argentino en disputar un campeonato de primer nivel mundial. Jugar contra los mejores no es fácil y se notó. El conjunto argentino fue de menor a mayor. El primer torneo terminó en el fondo de la tabla, pero a medida que los jugadores fueron tomando el ritmo de la alta competencia, los resultados cambiaron, tanto es así que en el 2019 disputaron la final contra los Crusaders neozelandeses, partido que perdieron 19-3.

Catorce son los jugadores que emigraron a Francia, una de las ligas más competitivas del mundo. Grandes equipos como Toulon, Toulouse y Stade Français son los protagonistas del torneo. Esto es una buena noticia para Los Pumas porque los jugadores que ficharon en esta liga jugarán todo el año, con y en contra de los mejores del mundo.

Los tercera línea Marcos Kremer (23) y Pablo Matera (27) se mudaron juntos a París para jugar en el Stade Français, equipo entrenado por Gonzalo Quesada, ex coach de Jaguares. En el equipo parisino también se encuentran Nicolás Sánchez (32) y Ramiro Herrera (31), quienes no disputaron la final contra Crusaders porque ya habían sido vendidos al equipo francés a principios del 2019.

Pablo Matera, ex capitan de Jaguares, jugador de Stade Frances
Pablo Matera, ex capitan de Jaguares, jugador de Stade Frances (MARTY MELVILLE/)

Jerónimo de la Fuente (29), ex capitán del equipo argentino, fue transferido a Perpignan. Un grande de Francia que juega en la segunda (ProD2) y contrató grandes jugadores para volver a la máxima categoría.

Emiliano Boffelli (26), uno de los más jóvenes en debutar en el equipo, emigró a Francia para jugar en Racing 92, junto a otro rosarino, Juan Imhoff. Disputarán el campeonato con Guido Petti (26), el jugador con más partidos en la historia de la franquicia argentina, que es nuevo jugador del Bordeaux, que comparte equipo con el wing Santiago Cordero (27) y el habilidoso Bautista Delguy (23). Por su parte Ramiro Moyano (30), el ex jugador de Pumas Seven, continúa su carrera en el Toulón, que marcha sexto en el Top14. Y Juan Cruz Mallia (24) lo hará en el Toulouse, último campeón de Francia.

Siete jugadores fueron destinados a la Premiership Inglesa, otra liga de primer nivel mundial. Matías Moroni (29), ya recuperado de su lesión de rodilla, es una de las grandes incorporaciones de Leicester Tigers, junto con el segunda línea Tomás Lavanini (28), Joaquín Díaz Bonilla, ex Hindú, y Julián Montoya (27), un jugador importante del seleccionado argentino que suplantó y lo hizo con creces a Agustín Creevy, que juega actualmente en London Iirsh. Una de las promesas del rugby argentino es Santiago Carreras (22): el cordobés firmó contrato con Gloucester, equipo que se encuentra en la ultima posición de la tabla. El centro Matías Orlando (29) es nueva incorporación de Newcastle Falcons. Y Nahuel Tetaz Chaparro (31) forma parte de la primera línea del Bristol, equipo donde jugaron los históricos Felipe Contepomi y Agustin Pichot.

Por otra parte, cuatro jugadores compartirán equipo en Australia. Tomás Cubelli (31), medio scrum del equipo, Santiago Medrano (24), pilar derecho, Tomás Lezana (26) y el apertura tucumano Domingo Miotti (24) jugarán en el nuevo equipo de Western Force.

Juan Manuel Leguizamón (37) y Joaquín Tuculet (31) jugarán la temporada entrante en la Major League Rugby de Estados Unidos, liga que ha crecido mucho en los últimos años, al punto que pasó de tener 7 equipos a 12 en tan solo cuatro años y que contrató varios jugadores de primer nivel mundial, como el francés Mathieu Bastareaud. Leguizamón jugará para Seattle Seawolves, último campeón del certamen, y el fullback actuará en Toronto Arrows de Canadá.

Ceibos, el equipo argentino que disputo la liga sudamericana, previo a la suspension por la pandemia.
Ceibos, el equipo argentino que disputo la liga sudamericana, previo a la suspension por la pandemia.

Por otro lado, Sebastián Cancelliere (27), Felipe Ezcurra (27), Gonzalo Bertranou (27) y Mayco Vivas (22) siguen siendo parte del sistema UAR y formarán parte de Jaguares XV, equipo que suplantará a Ceibos en la Liga Sudamericana de Rugby, junto con Olimpia de Paraguay, Peñarol de Uruguay, Cobras de Brasil, Selknam de Chile y Cafeteros, el nuevo conjunto colombiano.

SEGUÍ LEYENDO:

Los cambios de reglas que buscan agilizar al rugby y favorecer el espectáculo