Compartir
Sampaoli se volvió loco con el árbitro y terminó expulsado (Infobae)

Esto domingo Atlético Mineiro consiguió un triunfo sobre la hora como visitante ante el Sport Recife en un partido plagado de emociones que terminó 3 a 2 gracias al gol de Marrony en el octavo minuto de adición. Jorge Sampaoli protagonizó un violento episodio sobre el final del encuentro por el cual fue expulsado y terminó viendo el duelo desde una de las gradas, colgado de un alambrado.

El entrenador argentino explotó de furia luego de que el árbitro Rodolpho Toski Marques le cobrara un penal en contra, mediante una revisión en el VAR, cuando se quipo ganaba 2 a 1. Por eso saltó al terreno de juego para ir a buscar al árbitro y lo increpó de manera tal que varios de sus dirigidos tuvieron que intervenir para separarlo. Cómo era de esperar, el referee le mostró la tarjeta roja.

Mientras se alejaba del campo, entre gritos e insultos al aire buscó al asistente que estaba a un costado de la línea: “Qué mirás, cagón”, expresó. Además, lo señaló en varias oportunidades mientras decía “vergüenza” y “ladrones”, en un episodio tan grotesco como los que suele protagonizar. Incluso, al ingresar al túnel casi se toma a golpes e puños con un auxiliar del conjunto local que también había sido echado, aunque varios colaboradores intervinieron para que el conflicto pase a mayores.

Jorge Sampaoli, casi a los golpes en Brasil (Infobae)

Por suerte para él, el Mineiro se quedó con el triunfo y pese a ese penal que convirtió Thiago Neves a los 87 minutos, Marrony estampó el 3 a 2 más tarde. Ese tanto hizo levantar a Sampaoli de su asiento en una de las gradas y la cámara de televisión lo enfocó mientras festejaba colgado de un alambrado.

En las redes sociales hubo opiniones divididas entre los aficionados del Mineiro entre quienes señalaban como un “mamarracho” o una “vergüenza” la reacción de Sampa y quienes defendían que gracias a su labor el equipo va a jugar la Copa Libertadores 2021.

Jorge Sampaoli
Así vivió Sampaoli el último gol de su equipo

Esta victoria deja al cuadro conducido por el argentino tercero en el Brasileirao, ya sin opciones de ser campeón, a falta de una fecha para el final. Mientras tanto, varios medios europeos señalan que el ex técnico de la selección argentina tiene todo acordado para unirse al Olympique de Marsella, club que pagará 2 millones de euros para liberarlo y con el cuál firmaría un vínculo en marzo hasta junio de 2023.

De cerrarse su llegad a Francia, en donde dirigirá a Darío Benedetto, a quien convocó a la selección argentina en las Eliminatorias del Mundial de Rusia 2018, éste habría sido el último partido del entrenador oriundo de Casilda en el banco del Mineiro, ya que en la última fecha deberá cumplir su sanción por la expulsión de este domingo. Así, se cerrará un ciclo en el que estuvo al frente durante 44 partidos, consiguió 25 victorias, firmó 9 empates y cayó en 10 ocasiones.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

La original presentación de Nacho Fernández: una comparación “gastronómica” y el mensaje de Atlético Mineiro para River