Compartir

El juvenil de River Federico Girotti vivió una noche soñada en el Estadio Único Ciudad de La Plata donde con dos goles suyos, su equipo le ganó 2-1 a Atlético Tucumán, por los 16vos de final de la Copa Argentina. El primero fue de lujo con más de diez toques previos que le permitió al equipo que dirige Marcelo Gallardo abrir el marcador y romper una sequía de 234 minutos sin convertir goles.

Fue a los 12 minutos que los defensores Millonarios salieron jugando y empezaron a trasladar la pelota desde el fondo y tocaron sobre el lado izquierdo del mediocampo. La combinación de 12 pases terminó en el centro rasante de Fabrizio Angileri para que Girotti convierta desde el piso.

Nueve minutos más tarde llegó el segundo tanto del chico de 21 años. La jugada nación en el sector derecho de parte de Enzo Pérez quien tocó con Agustín Palavecino. Éste metió un gran pase que habilitó la proyección de Gonzalo Montiel. Cachete se proyectó, lo vio llegar a Girotti, y mandó un centro que el delantero remató de derecha de forma mordida, pero efectiva para poder ampliar la ventaja a favor del club de Núñez.

River mostró un buen nivel en los 45 minutos iniciales y fue justo vencedor del partido. Podría haberse ido al descanso con un gol más. Desde el primer minuto el equipo del Muñeco dejó en claro sus intenciones y de querer jugar el Superclásico en los octavos de final de la Copa Argentina.

copa argentina river atletico tucuman
El festejo de Federico Girotti (@fotobairesarg).

El juvenil Girotti había hecho su debut en enero del 2019 cuando entró desde el banco de suplentes en una derrota 3-1 contra Patronato en el Monumental. Ese día reemplazó a su hoy compañero en el ataque de River, Lucas Beltrán, cuando promediaba el complemento. Luego jugó otros dos partidos en Copa Libertadores contra Deportivo Binacional (6-0) y Liga de Quito (0-3), siempre ingresando desde el banco de suplentes.

Marcó su primer gol en la victoria por la mínima diferencia ante Godoy Cruz en la Copa Diego Armando Maradona en noviembre pasado. Sin embargo, empezó a ganarse el corazón de los hinchas riverplatenses cuando le anotó a Boca el 2 de enero de este año en La Bombonera en el empate 2-2.

El futbolista de 1,89m renovó su contrato hace unos meses ya que tenía vínculo vigente hasta mediados del 2021. El Millonario lo extendió hasta diciembre del 2022 y para evitar una salida a Europa prematura le puso una cláusula de 20 millones de euros. Para ese entonces, se hablaba que los agentes del Torino de Italia ya habían posado los ojos sobre él e inclusive llegaron a ofertar 3.750.000 de euros para comprar su ficha, dinero que el club rechazó.

El muchacho de Acassuso llegó al club en infantiles y en luego tuvo un interesante promedio goleador en la reserva. Y reconoció que Gallardo lo ayudó a darse cuenta de las funciones que tiene que cumplir: “Cuando estaba en inferiores no lo tenía, solo me conformaba con el gol. Decía listo, ya cumplí. Me fui dando cuenta con el tiempo, con las palabras del técnico, que no es solo el gol. Es estar, apoyar a los compañeros como hoy defendiendo la pelota hasta lo último, queriendo siempre ganar”.

SEGUIR LEYENDO

Pragmáticos, cautelosos, propositivos y el más valiente: quién es quién en el mapa de los entrenadores del fútbol argentino